Geldres se cortó el cuello en la cárcel y atacó a un guardia

Los internos que comparten el pabellón con él piden que lo lleven a otro penal porque temen por su vida. A principio de mes había apuñalado a otro recluso.

Ramón Geldres tuvo otro día de furia en la cárcel de Roca y terminó cortándose el cuello con una gillette, por lo que fue trasladado al sector de enfermería. Además, habría atacado a un guardiacárcel con una faca.

Todo ocurrió en el pabellón 1, módulo dos, donde el asesino de Claudio Araya compartía alojamiento con otros dos reclusos.

Te puede interesar...

Los presos que comparten espacio con Geldres aseguran que “ya no le importa nada”. “Está loco, fuera de sí. Se las agarra con todos, todo el tiempo. Hace poco apuñaló a uno y no lo mató de milagro”, dijeron.

Ayer el detonante habría sido que su mujer no concurrió a visitarlo, algo que esperaba con ansias porque debía -según información de los propios internos- llevarle las pastillas que consume habitualmente.

Lo cierto es que los problemas son constantes y siempre tienen al asesino cuchillero como protagonista. Hay reclusos que le tienen miedo, varios de los cuales están cerca de conseguir beneficios como las salidas transitorias. Sin embargo, el padecimiento de convivir con Geldres los hace temer por su futuro inmediato.

“Siempre hace estas cosas. Te tira agua, tiene un palo con una púa y te la clava. Aparece con una faca amenazando. Es un problema de no acabar y nadie hace nada”, indicó uno de los internos.

“Como tiene perpetua no le importa nada. Pero acá hay otra gente que se quiere recuperar y salir adelante, pero con él es imposible. Queremos que se lo lleven”, aseguró uno de los presos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario