El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
93% Hum
LMCipolletti bares

Gastronómicos preocupados por cobros de música

Sadaic y organismos nacionales controlan lo que se escucha en los locales. Ante tanta inquietud porque dicen que son hostigados, interviene la Cámara de Comercio, que pidió abrir una negociación para alcanzar un acuerdo.

Gran preocupación y malestar están generando entre los empresarios gastronómicos de la ciudad los controles y los montos que vienen exigiendo organismos nacionales por pasar música, a través de los más variados dispositivos, en los locales del rubro y también en predios deportivos y de festejos, entre otros.

La inquietud es tanta que propietarios del sector se reunieron días atrás con la dirigencia de la Cámara de Industria y Comercio para analizar la situación. Tras el encuentro, se emitió un comunicado de prensa firmado por el titular de la entidad, José Luis Bunter, en el que se brinda el apoyo institucional a los gastronómicos, a raíz de los problemas que están enfrentando.

Te puede interesar...

En el texto se mención a la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic) como responsable de la situación, pero entre los empresarios se menciona también a la Aadi Capif, esto es, la asociación civil recaudadora que representa los intereses de la Asociación Argentina de Intérpretes y la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas.

En el parte de la CIC, se llama “a realizar una negociación que permita llegar a un acuerdo entre ambas partes siempre que el respeto, la concordancia y el cumplimiento de las leyes estén como pieza fundamental para conseguir un arreglo cónsono con la actual situación económica por la que está atravesando no tan solo el sector gastronómico sino el comercio en general”. Al efecto, se ponen a disposición las instalaciones de la institución para acercar los puntos de vista de las partes.

Entre los gastronómicos, se considera como un “hostigamiento” lo que están realizando los recaudadores, a raíz del comportamiento que tendrían al quedarse horas y horas escuchando la música y viendo contenidos audiovisuales que se emiten en los establecimientos. La persistencia y lo acucioso de los controles llaman la atención.

Así lo indicó una voz del rubro de los restaurantes cipoleños, que prefirió el anonimato para no agudizar los eventuales enconos.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario