Para el Municipio resultó un gran éxito el proyecto alternativo para la autopista de la Ruta 22. La Dirección Nacional de Vialidad decidió que se extienda por las bardas de la zona norte, lo que descomprimirá el tramo cipoleño que hoy llega hasta los puentes carreteros.

Te puede interesar...

Las alternativas para la concreción de esta propuesta aún están por definirse. Las autoridades de la comuna habían sugerido un desvío en las inmediaciones de la ciudad de Fernández Oro, pero también existe la posibilidad de que se opte por una variante novedosa, a partir de un empalme con la ruta que vincula General Roca con Casa de Piedra.

“Gracias a Dios, Vialidad Nacional decidió cambiar la traza de la Ruta 22, que se va a desviar hacia las bardas del norte”, enfatizó ayer el intendente Aníbal Tortoriello, quien destacó que, de esa manera, “se va a capturar el tránsito carretero” que hoy se ha vuelto muy intenso en la actual traza de la arteria.

Manifestó que el organismo nacional todavía deberá evaluar si la propuesta cipoleña resulta la más conveniente o se busca otro recorrido. Indicó que durante el año que viene se diseñará el proyecto ejecutivo de las futuras obras, que podrían estar listas para iniciarse en 2019.

Recordó que en el marco del Programa de Desarrollo de Áreas Metropolitanas del Interior (DAMI) de Nación el Municipio de Allen planteó la alternativa de hacer un desvío carretero desde la actual Ruta 6 en General Roca para que de allí se extienda una traza rutera por las bardas del norte del Alto Valle. De privilegiarse esta iniciativa, las ciudades se vincularían a la futura ruta con caminos perpendiculares, es decir, en T.

Por lo pronto, Cipolletti parece haberse librado definitivamente de las complicaciones de la ampliación de la actual traza de la 22.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario