El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
20% Hum
LMCipolletti Polémica

Fernández Oro, el paraíso de las fiestas electrónicas

En Cipolletti y Neuquén están prohibidas, por eso emigraron.

La zona rural de Fernández Oro se convirtió en los últimos cuatro años en el paraíso de las fiestas al aire libre y electrónicas. La prohibición de estos eventos masivos en Cipolletti y Neuquén hizo que los organizadores emigren hacia ciudades cercanas que tienen normativas más permisivas. El gobierno municipal suma importantes cifras por cada una de ellas, ya que se queda con el 8% del total de la venta de entradas. Aseguran que, gracias a los intensos controles, no se registraron incidentes.

Con la llegada del verano, los predios famosos por sus actividades deportivas de día se convierten en el escenario de las fiestas nocturnas más importantes del Alto Valle, con miles de asistentes y enormes despliegues.

Te puede interesar...

La fiscalización está a cargo del área de Comercio e Industria del Municipio, que realiza controles exhaustivos del lugar y del personal antes del inicio de las actividades. Según informaron a LM Cipolletti, son tres los lugares habilitados y los más utilizados: La Masía, La Ponderosa y Casa Quinta. Todos están ubicados en la zona rural y tienen un amplio parquizado donde instalan escenarios y globas.

Desde la Muni contaron que en una fiesta con capacidad para 2500 asistentes se prevé un grupo de 13 personas encargadas de la seguridad privada del evento, pagado por la propia organización. A eso se le suman una docena de empleados municipales del área de Tránsito, Cultura y Comercio, y efectivos policiales dispuestos por la comisaría. Los costos del personal municipal son cubiertos con fondos de la comuna, con el dinero recaudado del cobro del 8% de la venta total de entradas.

En la última fiesta electrónica realizada el viernes 24 en La Masía estuvo de recorrida Verónica Inchauspe, titular de Comercio, quien indicó que los efectivos policiales se encargaron de la identificación de les personas y el cacheo al ingreso, mientras que el personal privado controló la prevención y seguridad en el interior del predio. También estuvo la división de canes para la búsqueda de estupefacientes. "Hubo un tráiler equipado para primeros auxilios completo, con tubo de oxígeno, y una ambulancia a disposición para traslado inmediato de pacientes. Además, cualquier vecino podía concurrir y le realizábamos la recorrida correspondiente para conocer el protocolo de seguridad", expresó Inchauspe.

El Municipio fiscaliza la cantidad de entradas vendidas para poder corroborar el monto destinado a las arcas de la ciudad. En el caso de que los asistentes agoten la capacidad permitida, se impide que continúe el ingreso de personas. "El dispositivo de seguridad y prevención está armado para determinada cantidad de gente, y si se sobrepasa ese límite, no podría dar respuestas", contaron desde el Ejecutivo.

Agregaron que en los últimos cuatro años de gestión a cargo de Mariano Lavín se hicieron más de 50 fiestas al aire libre y, por fortuna, no se registró ningún tipo de incidentes.

Este año, a través de la incorporación de una ordenanza municipal, el gobierno de Fernández Oro prevé que lo recaudado por las fiestas al aire libre sea destinado a programas de consumo problemático de sustancias a cargo del área de Desarrollo Social.

fiesta electrónica
Recuadro-problema-página-11.jpg

LEÉ MÁS

Por la fiesta ilegal podrían llegar a pagar una multa de $500 mil

Descontrol en fiesta electrónica clandestina

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario