El clima en Cipolletti

icon
34° Temp
4% Hum
LMCipolletti pandemia

Fat Ezam, el trapero cipoleño que sueña en grande

La pandemia lo dejó sin trabajo y sin poder estudiar, pero aclaró su camino para dedicarse de lleno a la música. Sus videos suman miles de reproducciones en YouTube y promete una gran carrera.¡Conocelo!

Álvaro Ezequiel Meza, más conocido con su nombre artístico Fat Ezam, está revolucionando el mundo del trap desde Cipolletti. La pandemia por el COVID le jugó una mala pasada, pero el joven supo encontrar su camino y dedicarse de lleno a la música en busca de su sueño. En redes sociales consiguió gran visibilidad con sus primeros temas con miles de reproducciones en YouTube.

Tiene 21 años, vive en el Distrito Vecinal Noreste, es técnico mecánico recibido del CET 22 y en 2019 comenzó a estudiar la carrera de periodismo. La pandemia, como a la gran mayoría, lo derrumbó económicamente y debió abandonar y salir a trabajar. Pese a la cuarentena, algunos días a la semana salía a la calle como vendedor ambulante para poder colaborar con unos pesos en su familia. Pero la crisis del COVID, que le cortó muchas posibilidades de desarrollo personal, le aclaró el camino para decidirse a buscar su gran sueño: convertirse en músico.

Te puede interesar...

“Soy vendedor ambulante, vendo plantas de jardín de interior. Todos los días salgo a distintos barrios de ciudades cercanas como Cinco Saltos, Plottier y Neuquén. Así me gano la vida. Es un emprendimiento de familia”, contó a LM Cipolletti.

Todas las mañanas una camioneta propiedad de su tío lo busca para transportarlo y luego él recorre las calles a pie con su carro ofreciendo plantas.

Álvaro Ezequiel Meza Fat Ezam 2.jpg

“Desde los 11/12 años trabajo de forma intermitente en esto. Terminé el secundario, hice primer año de periodismo, pero por las complicaciones por la pandemia tuve que dejar. Con la pandemia costó mucho encontrar trabajo y volví a ser vendedor ambulante, que es con lo que vivo actualmente. Me va bien”, contó.

“La música siempre estuvo presente en mi vida, desde los 10 años que escribo y compongo mis letras, pero lo hacía como un hobby. No me daba cuenta. De chico me gustaba mucho la música de Puerto Rico, me atraían las letras y sus rimas”, explicó.

Fat Ezam ft. VASK - LEMONADE

Con el tiempo Álvaro fue creciendo y cambiando sus gustos musicales. Pasó a influenciarse por el rock nacional, la electrónica y el hip hop.

“En el 2017 hicimos una competencia que se llamó Territorio Free, fue un boom. Ahí arrancamos con las batallas de freestyle y volví a escribir de nuevo. Pero pasó de ser un hobby a llevarlo a un estudio y grabar, con las primeras composiciones. Fue transformándose el hobby en algo más serio. La gente, mis conocidos, se empezó a sorprender, les gusto lo que hacía”, recordó.

En 2019 todo tomó un rumbo más profesional cuando estrenó su tema Lemonade, que en YouTube tiene casi 18 mil reproducciones, y pensó que su sueño era posible de alcanzarlo, incluso desde Cipolletti.

Álvaro Ezequiel Meza Fat Ezam.jpg

“Ahí pensé que sí podía llegar lejos, que era posible. Me decidí a apostar por lo que amo, que es hacer música: hablé con mi familia y les pedí que me apoyen para poder apostar de lleno a esto, y desde el primer momento me acompañaron. Pero en el mejor momento, arrancó la pandemia”, contó.

En tiempos donde sólo se hablaba de enfermedad, muertes y cuarentena, el trapero cipoleño logró encontrar una luz a través de internet para dar a conocer su música, y fue todo un éxito.

“En pandemia empecé a grabar videos con calidad profesional. La pandemia si bien nos cortó las piernas a todos, me ayudó a hacer música desde mi casa y subirla a las redes. Mucha gente me escuchó y se sumó. Me dieron fuerzas pude escribir muchas canciones”, explicó.

En mis canciones hago alusión a lo que hago, lo que veo y lo que no veo. A mis ideales. Siempre con una cuota de lo que es un artista, darle sentido a lo que hago. No escribo lo que vivo ni lo que me pasa, sino que tengo pluralidad a la hora de contar algo. Mis influencias son el trap, el hip hop, el reggaeton, todo el género urbano, con esencia de no dejar de ser auténtico”, se describió.

Álvaro Ezequiel Meza Fat Ezam 1.JPG

En su último trabajo denominado “De Cipolletti a Madrid” tuvo la colaboración de un artista español. Ambos escribieron juntos una canción que se produjo y mezcló íntegramente en el Alto Valle. Además, el video clip fue grabado en la Visera de Cemento y en las afueras del club Atlético Madrid.

“Elegí grabar en la cancha de Cipo porque es el ícono de mi ciudad, y lo mismo pasó con mi amigo de España. Trabajar a distancia fue súper loco, la producción se hizo toda desde Cipolletti; mandaron las voces en crudo y acá se ecualizó y se mezcló. Sentimos que salió muy bien y la gente lo está reconociendo. Estoy feliz por eso”, agradeció.

Dijo que su gran sueño es poder vivir de esto y darle lo mejor a su familia, que nunca les fue fácil.

Presentaciones:

El jueves 9 de diciembre, a las 19, Fat Ezam cantará en el bar Terraza de Cipolletti, ubicado en calle Roca 381, en un festival junto a otros artistas.

Además, el 28 próximo lanzará su nuevo videoclip, un trabajo especial para cerrar este año.

Embed

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario