El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
34% Hum

Familia Darbesio, pioneros de origen italiano

Santiago Darbesio llegó desde Italia y forjó una familia que pasó por distintas provincias y echó raíces en Cipolletti.

Cada fin de semana continuamos nuestro recorrido por la vida de familias asentadas en el valle, lugar en el que realizaron tareas que, al unísono, dieron origen a las grandes ciudades y pueblos de Río Negro y Neuquén.

La familia Darbesio tiene sus orígenes con Santiago, que nació en Peveragno –provincia de Cuneo, en el Piamonte italiano, el 20 de febrero de 1883. Era hijo de Bautistta y de Lucía Grosso. Muy joven partió de su hogar natal en la búsqueda de trabajo y a los 17 años arribó a Mostaganem, Argelia para trabajar en las obras del Canal de Suez. Su oficio fue de albañil, sabía leer, escribir y dibujar planos porque se había preparado para ello, narra su nieto Ángel.

Te puede interesar...

Llegó a la Argentina en 1906 junto con su hermano. Se incorporó a trabajar con los ingleses en el tendido de vías y obras afines y en 1908 pidió permiso sin goce de haberes y regresó a su pueblo para casarse con Ana Secundina Cavallo, de profesión hilandera. Regresaron a Argentina y tuvieron a su primera hija, Lucía, en Larroudet -La Pampa- fallecida. Posteriormente –y ya en tierras sureñas- nacieron sus otros hijos: Lucía Segunda, Ana, María Cristina, Santiago, Juan, José (papá del autor de este relato), Teresa, Margarita, Florentina y Simoné.

Luego iniciaron su periplo primero tendiendo vías en San Luis y más tarde hacia el sur, estuvieron radicados en Río Colorado hasta que se produjo la famosa inundación del año 1914 y así llegaron a Zapala, donde terminaron el tendido de la línea férrea. En 1916 se desvinculó de los ingleses y se asoció con su compadre Luigi y su hermano Salvador Feracci.

Cuando estaban en Zapala trabajó para Salvador Sarachi, José Seede, Joaquín Yalí, Abdo Jalil, Gianson y Cía., Ángel Ferreira, Tomás Trannack, José Semper, y con don Alejandro Arze-en Catan Lil a 100 kilómetros de Zapala-, como dibujante de los planos de obras en la estancia y luego se encargó de la construcción. Los planos de referencia se encuentran en el Museo de Necochea con la firma y aclaración de Darbesio ya que la familia Arze es pionera de la localidad balnearia de la costa bonaerense.

Arze vendía ganado a Chile y se vinculó con don Fernando Zingoni. El 1º de mayo de 1922 Santiago le escribió a su amigo Sinforiano Valdéz consultándole sobre la posibilidad de trabajo como albañil, en el yacimiento de petróleo descubierto el 29 de octubre de 1918; posteriormente se radicó allí.

Cuando se jubiló en la década del ’50, se radicó en Cipolletti, pues ahí había comprado un terreno en 1938 y construido su chalecito en calle 9 de julio 150, lugar en el que falleció en 1972.

Gato Bauch y Pepe Darbesio junto al cupé Turismo carretera.jpg

José Darbesio papá de Ángel (autor del relato) llegó en 1959 a Cipolletti y con un socio vendieron artículos para el hogar en calle Roca 155. En 1963 inauguraron una estación de servicio en Alem y 25 de mayo Estación Avenida SRL (YPF). José, había nacido en Zapala en 1918, realizó la escuela primaria en la escuela 22 de Plaza Huincul e ingresó a YPF como aprendiz en 1931; su hijo nos relató que estuvo “dos años sin cobrar sueldo, pero le computaron la antigüedad”.

En 1956 el interventor Hermelo le entregó la medalla y diploma de los 25 años y a fines de 1958 se acogió al retiro voluntario con jubilación. Fue jefe de Obra Social de la Administración Plaza Huincul.

De joven practicó fútbol y en la década del ’30 se distinguió como puntero izquierdo en su Club y la Selección de Plaza Huincul. También practicó tenis en la década del ’50. Su hijo enfatizó el trato amigable y conciliador de su padre. Asimismo, José fue durante 14 años Presidente de la Subcomisión de Bochas del Club Cipolletti (70/84). No jugaba, pero lo llevaron sus amigos, sabedores de su experiencia como dirigente deportivo en el Club Plaza Huincul. Además, tenía una sólida formación administrativa adquirida en su paso por YPF. Grandes festejos se realizaban con motivo del tradicional torneo anual que organizaban en el Club Cipolletti.

darbesio bochas.jpg

Ángel Santiago Darbesio es el hijo de José y Elba Luz Sánchez, se casó con Mirta Prospitti, hija de chacareros de Cipolletti. El matrimonio tuvo tres hijos y varios nietos. Cuando aún era joven Mirta se enfermó de esclerosis múltiple y murió en enero de 2000. Posteriormente Ángel formó pareja con Luisa Menacho, jubilada del Hospital de Senillosa como cocinera y luego como esterilizadora del material quirúrgico en el Hospital Castro Rendón.

Ángel tiene vivos los recuerdos de su paso por la escuela Técnica Enet 1; atesora sus fotos y los nombres de los compañeros de la época. Entre ellos al célebre escritor Osvaldo Soriano autor de “No habrá más penas ni olvido”, entre otros. En 1972 el Ingeniero París – a los 50 años del descubrimiento del Petróleo en Plaza Huincul- hizo un video con diapositivas y Ángel lo adaptó para televisión y se emitió por Canal 7 de Neuquén, proyecto al que le hizo la locución.

Trabajó en Canal 3 Cutral Có, Canal cuyo dueño era Federación SUPE, Primer Canal de la Provincia, inaugurado el 30 de marzo de 1965. Tito Herrera lo llevó como corresponsal deportivo de LU 5 en 1975. Posteriormente, en 1971 trabajó para el Sur Argentino en Cutral Có y Plaza Huincul.

Ángel Darbesio compañeros Enet 1.jpg

Entre los recuerdos de Ángel Darbesio se destacan sus años en Cipolleti (de 1959 al 1965). “Recién llegado y con 16 años me acerqué al Club Cipolletti porque quería practicar Basquetbol; allí conocí al Secretario don Osvaldo Quiñones y me conectó con el Delegado de esa disciplina, Ricardo Diojtar. A los pocos días comencé a entrenar con el plantel de primera que me trató con mucho afecto y conocí y traté con Quiti García (capitán), Jorge Jara, Osvaldo Chiacharini, Buby Salvadé, Cacho Lungui, Constantini, Jorge Cauton, el flaco Becich y vi cuando se integraban Blasco, Vera, Zensual para competir en Federación Neuquén, entre otros, contra Cinco Saltos y sus recién reincorporados de Comunicaciones de Capital Federal (zurdo López de la Selección Argentina, también su primo Mancini, Teo Fidalgo y el Nene Lasagni), los acompañaba Boris Kocina", relató.

"Admiré mucho el trabajo de don Osvaldo Quiñones y su Peña Ciclística y Atlética Borocotó, durante muchos años tuvo un ritmo de actividad muy intenso. Como nací en Plaza Huincul conocí a don Aragón y familia; con mi papá y hermano, fuimos leales clientes de su peluquería. De Atilio Aragón guardo un gran recuerdo por su cordialidad y atinados consejos mientras transitaba la edad difícil”, expresó.

También guarda una grata evocación del luchador Barrio del Trabajo, manifestó Ángel Darbesio, refiriéndose a la descripción de esas personas que la autora de la nota hiciera en otras publicaciones. “Lo conocí a don Juan Perilli en la década del ’50, en un partido nocturno y amistoso frente a Banfield con Graneros, Ferreti, Converti, J.J. Rodríguez; esa noche por Cipolletti, jugaron Cabrera, Carlos Cantera primero; en el segundo tiempo Galucci, Alegre, pirata Rivero, Tito Padín y el alegre de los corners olímpicos. Todo esto en la cancha vieja con barandas de madera”, recordó Ángel.

Una original historia pionera que une la costa bonaerense con estas lejanas tierras patagónicas. Dinámica vida deportiva y de trabajo realizada en Cipolletti.

darbesio estación de servicios.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario