Falta agua en el barrio rural Santa Elena

Hace más de una semana que existe el problema. El Municipio asiste con un camión cisterna.

Los vecinos del barrio rural Santa Elena están casi sin provisión de agua hace más de una semana. El líquido, además, les está llegando muy turbio, lo que complica aún más las cosas. Desde el Municipio, se ha enviado un camión cisterna para abastecer los hogares y paliar la situación.

En el sector poblacional, las dificultades con el suministro son constantes. Ubicado en el extremo noreste de Cipolletti, la provisión se interrumpe o se reduce al mínimo cada cierto tiempo.

Te puede interesar...

Hay en el lugar instalaciones dotadas de una bomba y una cisterna que deberían garantizar el servicio. Sin embargo, los mecanismos fallan y existe una pérdida constante del líquido, que va a parar a un canal de desagüe.

Los pobladores afirman que la empresa Aguas Rionegrinas jamás han podido efectuar reparaciones que perduren en el tiempo, con lo que los problemas se han vuelto recurrentes y crónicos.

Un vecino que prefirió el anonimato expresó que solamente un puñado de las alrededor de 200 familias de las inmediaciones están recibiendo agua a muy baja presión. El resto, la amplísima mayoría, nada.

Afirmó que han tratado de comunicarse con el nuevo responsable de ARSA en la ciudad pero no han podido ubicarlo hasta ahora. Sin embargo, van a persistir en sus reclamos, en procura de soluciones.

Mientras, y ante las urgencias que enfrentan los hogares, el Municipio ha asumido la tarea de proporcionar el agua necesario.

El secretario de Servicios Públicos, Aldo Mildemberg, manifestó que hace unos diez días se está enviando al barrio un camión cisterna destinado únicamente al transporte de agua potable a los distintos puntos de la ciudad que lo requieran.

El vehículo no se utiliza para ningún otro fin -por ejemplo, el riego de calles-, y cuenta, además del chofer, con un acompañante que se dedica a las tareas relativas a la provisión del líquido.

Mildemberg lamentó que desde ARSA no se esté atendiendo las necesidades y cargó las tintas sobre el actual representante de la firma en la ciudad porque, según evaluó, “no está haciendo nada”.

Tiempo de afinar el suministro

Arrancó la primavera y los días se irán haciendo paulatinamente más cálidos. De allí la necesidad de que el suministro de agua hasta los lugares más recónditos de la ciudad esté ya garantizado. Habitualmente, hay algunas barrios de la ciudad que sufren de una merma en la presión en el verano. Por eso, muchos vecinos han instalado hace tiempo equipos de bombeo propios para captar mejor de la red, lo que tiene sus bemoles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario