El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
73% Hum
LMCipolletti pileta

Falso odontólogo llegó al Alto Valle y estafa con la construcción de piscinas

Ejerció en La Plata durante 14 años sin tener título. Ahora vive en la región y estafó a familias de Cipolletti, Neuquén y Plottier por casi $2 millones.

Fernando Cuacci ejerció 14 años como odontólogo en La Plata sin tener título universitario. Su maniobra salió a la luz en 2019 cuando una paciente lo denunció por mala praxis. Ahora, el hombre de 51 años vive en Villa Regina y montó una supuesta empresa de construcción de piscinas bajo el nombre “FC Piscinas”. Al menos una decena de familias de Cipolletti, Neuquén y Plottier denuncian que fueron estafadas ya que le entregaron parte del dinero y las piletas nunca se concretaron. La suma total asciende a casi dos millones de pesos. Este martes, uno de los damnificados radicó la denuncia en la Justicia rionegrina.

A.V. vive en Plottier y en septiembre del 2020 le pagó a Cuacci 1.400 dólares con la promesa de que empezaría la obra el 1° de noviembre. “Nos comenzó a hacer el trabajo en diciembre. Previo a esto, las excusas, que 'estoy atrasado, se me complicó, que ya vamos a ir', etc. Me cansé de llamarlo y al fin pudo comenzar”, contó la damnificada.

Te puede interesar...

En medio del aislamiento por la pandemia del coronavirus, como muchas familias, optaron por destinar plata de las vacaciones para tener una pileta en la casa e intentar pasar el verano de la mejor manera. Pero los meses fueron pasando, el verano llegó y la pileta no estaba ni cerca de concretarse. Sin conocerse, varias personas decidieron denunciar a Cuacci públicamente en Facebook y, así, se fueron sumando cada vez más damnificados, hasta que todos se unieron en un grupo de WhatsApp que alcanzó las diez personas.

El relato de todas las personas estafadas es idéntico. Los albañiles que trabajaban en los lugares, enviados por Cuacci, parecían saber poco y nada de construcción, por lo que gran cantidad del tiempo estaban en el lugar pero en realidad no avanzaban con la obra y en algunos casos hasta lo hicieron con errores.

pileta.jpg

“Los albañiles hacían lo que querían, de los cinco días venían dos. Se sentaban a escuchar música, luego almorzaban una hora, tiraban ropa en el jardín y dormían una hora más. Tomaban mate y se iban. Así fue que les dije que no los quería ver más ni a él (Cuacci) ni a los albañiles, que en un mes no habían realizado nada, y que me consiguiera nuevos albañiles o me devolviera el dinero. Nunca más volvió”, contó la joven.

Miguel, de Cipolletti, radicó la denuncia en la Justicia rionegrina el pasado martes. Fue uno de los más perjudicados económicamente ya que pagó 460 mil pesos, casi la totalidad de la pileta. Al cumplirse un año de haber contratado a Cuacci, sólo tenía hecho el hueco con algunos hierros. Según el contrato, el plazo de la obra era de 20 días hábiles.

El hombre decidió hacer una piscina en febrero del 2020, antes que se decrete la cuarentena obligatoria en el país, por lo cual los primeros meses la obra no inició, hasta fines de septiembre que empezó la excavación. “Los albañiles llegaban a las 11 y se iban como mucho a las 17. Estuvieron dos meses haciendo el pozo, después aparecieron hierros y empezaron a armar la estructura metálica, que quedó mal hecha”, contó el hombre a LM Neuquén.

Las dudas se incrementaban a medida que el tiempo pasaba y mientras dialogaba con los propios albañiles sobre cómo se realizaba la obra. “Uno me decía que algo había visto, otro decía que una vez había ayudado a alguien”, precisó.

“A este hombre le hemos tenido paciencia infinita pero es evidente que no tiene los conocimientos técnicos para dirigir una obra como corresponde y ciertamente no tiene los materiales que asegura haber comprado con los anticipos”, manifestó Miguel.

pileta3.jpg

Este martes decidió radicar la denuncia en la Justicia, cansado de las promesas de supuesta devolución del dinero. “Me ofreció pagarme con una camioneta Ford Ranger, pero yo tenía que poner 500 mil pesos y la camioneta no andaba bien. A esta altura, uno no sabe qué es verdad y qué es mentira”, confió. Hace 20 días que Cuacci no responde sus mensajes y, finalmente, el pasado domingo, Miguel inauguró la pileta que hizo con sus propias manos.

Marcela (nombre ficticio) es de Neuquén. En agosto del 2020 le entregó 140 mil pesos a Cuacci y firmó un contrato que establecía que la obra empezaría a mediados de octubre y estaría terminada en 25 días hábiles, pero eso no ocurrió.

“En enero (2021) empezó con el agujero de la pileta, llevó hierros y nos dijo que venía a buscar el 30% de la plata para hormigonear. Le dijimos que no le íbamos a dar la plata hasta que no lo haga”, contó la mujer a LM Neuquén. Ocho meses después de contratarlo, su pileta sólo es un agujero en el patio.

“Parecía de confianza”

Las personas afectadas coinciden en que Cuacci “parecía de confianza” por sus modos de actuar al momento de presentarse. Vestía ropa formal, circulaba en una camioneta ploteada con el logo de la “empresa” y, por las redes sociales, exponía fotos de las supuestas piscinas finalizadas, incluso con albañiles que posaban con pecheras con la marca.

“Se presentó con una carpeta de trabajos realizados, muestrario de revestimientos y algunos planos. Era redundante comprobar los antecendentes porque mostraba los trabajos. Sonó muy convincente”, manifestó una de las estafadas.

“A nosotros nos hizo el mismo modus operandi que a los demás damnificados. Nos pidió un adelante del 40% para poder reservar la fecha y comienzo de la pileta, sin contrato. Como veíamos que era de confianza, le hicimos entrega de 1400 dólares, y solo nos entregó un recibo”, relató otra de las personas.

"Es un manipulador, mitómano y estafador"

En agosto del 2019, una mujer denunció a Fernando Cuacci por mala praxis en el Colegio de Odontólogos de La Plata ya que, en una cirugía, le había implantado diez piezas dentales y, a los pocos días, se le cayeron ocho.

A partir de la denuncia se develó un hecho inédito que dejó perplejos a los profesionales de la zona: Cuacci ejercía la profesión en un consultorio en City Bell desde hacía más de 14 años. Estaba inscripto en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y había cursado algunas materias, pero nunca había terminado la carrera.

En aquel momento, la presidenta del Colegio de Odontólogos de La Plata, Natalia Weiler, explicó a Infobae que el consultorio era compartido por su ex esposa, quien desconocía la situación. "Ella nos dijo que fue engañada durante todos estos años y que nunca le habría permitido ejercer a su marido la odontología en un consultorio que estaba a su nombre, sin el título en sus manos", afirmó Weiler a ese medio.

falso-odontologo-Fernando-Cuacci-City-Bell-SF-3.jpg

De hecho, la mujer realizó un extenso descargo en su cuenta de Facebook, donde aseguró que se sintió "manipulada" por un "estafador".

"Como muchos habrán leído quiero contarles que lamentablemente soy una víctima más, totalmente ajena a la ilegal actuación de mi ahora ex marido. Juro que carecía de conocimiento alguno sobre la falta de título habilitante para ejercer la profesión. Creí en él, como muchos otros; era mi esposo y es el padre de mis 4 hijos. Nunca dudé de la autenticidad del título exhibido, ni del sello, ni de los certificados de diversos cursos de posgrado", afirmó.

"No somos culpables de nada, solo víctimas de un manipulador, mitómano y estafador", dijo la mujer.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.1666666666667% Me interesa
4.1666666666667% Me gusta
4.1666666666667% Me da igual
4.1666666666667% Me aburre
83.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario