El texto, además de tomar estado público, fue remitido en particular al EPRE, la empresa Edersa, el Municipio, el Concejo Deliberante, el gobierno provincial, la Defensoría del Pueblo Rionegrino, y también a un miembro de la Legislatura.

La emergencia eléctrica debería aplicarse en la mayoría de los barrios perlenses en forma inmediata y debería permitir la regulación de acciones preventivas. Los vecinos consideran que se debe organizar un esquema de trabajo conjunto en forma urgente, con una mesa de trabajo integrada por la comuna, Edersa y los pobladores.

Se propone aplicar los criteros de la neuquina CALF en relación con su programa de inclusión vecinal al servicio eléctrico en asentamientos y se pide a Edersa que se ponga a disposición para entregar información sobre seguridad domiciliaria, por todos los medios que se dispongan y acuerden.

Por último, se plantea organizar entre el Municipio y los vecinos jornadas de reparación de posteado y recambio de líneas para mejorar la seguridad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario