Evalúan reclamar la expulsión del mechero chileno

Migraciones espera que la Justicia eleve a juicio alguna de sus causas por robo.

La dirección de Migraciones quiere la expulsión del mechero cipoleño que enfrenta varias causas judiciales en su contra por robos cometidos en esta ciudad y en Neuquén. Todavía no inicia el trámite porque espera que su situación procesal se resuelva, pero es uno de los extranjeros –radicado en la zona- que tiene en la mira para extraditarlo a Chile, de donde procede.

“Su ingreso al país es regular y ya tiene su radicación, pero esto no significa que no vaya a ser expulsado. Lo que necesitamos es que haya una sentencia en su contra, una probation o la elevación de una causa a juicio para pedir y llevar adelante su expulsión, teniendo en cuenta todos sus antecedentes”, informó el director de Migraciones, Ricardo Leszczynski.

Te puede interesar...

La delegación tiene sede en la capital neuquina, pero su radio de acción es mucho más amplio, ya que va de Catriel a Chichinales, en Río Negro, y de Barrancas a Aluminé, en Neuquén.

Leszczynski recordó que legalmente pueden proseguir la expulsión de todos los extranjeros que delinquen “para bien y seguridad de los ciudadanos”.

Desde que se aplica el decreto 70/2017, hay controles más estrictos para evitar que delincuentes extranjeros permanezcan en el territorio nacional. Los procesos administrativos y judiciales se acortaron bastante y con esa dinámica hoy se sigue trabajando.

“Tenemos que esperar el momento procesal oportuno para solicitar la expulsión, es lo que queremos hacer, iniciar el trámite y consumarlo. Si todavía no hicimos el planteo, es porque no se dieron los extremos necesarios, pero lo haremos de forma inmediata en cuanto esto suceda. Con la única causal de un único hecho delictivo que tenga sentencia, puede ser sujeto de expulsión”, reiteró el referente de Migraciones en la zona.

Desde la Fiscalía cipoleña se indicó que, entre otros antecedentes penales, carga con una condena en suspenso de octubre de 2017 (seis meses de prisión de cumplimiento condicional). Fue por un hecho de lesiones y amenazas en contexto de violencia de género.

Si vuelve a ser condenado, va a tener que cumplir la pena que se le dicte más la anterior y, en ese caso, podría ir a la cárcel.

Otros antecedentes

Mientras se sigue el circuito legal y administrativo correspondiente, Solis Morales pasó el fin de semana detenido en la Brigada de Investigaciones de Cipolletti y ayer fue trasladado a Neuquén.

Según informó la Fiscalía cipoleña, tenía un “pedido de rebeldía y captura por no presentarse a un control de acusación por el delito de hurto”.

El último hecho por el que se lo investiga fue el 10 de abril en Neuquén. Quiso apoderarse de una mochila que tenía 20 mil pesos.

También se lo acusa del robo de un par de medias en un negocio del centro neuquino, el 12 de marzo, y de un celular que extrajo de otro comercio ubicado en Ministro González. A eso se suma el atraco que cometió en la juguetería de Alem 887 de Cipolletti, que tanto revuelo causó cuando una jueza anuló la requisa del auto donde Solis Morales y un cómplice depositaron los juguetes sustraídos. Esa medida fue el lunes revocada, de modo que el botín seguirá en poder de sus legítimos propietarios.

Hay en carpeta más expulsiones

El delegado de Migraciones, Ricardo Leszczynski, dijo que hay en proceso de solicitud a distintas fiscalías del Alto Valle varias expulsiones. Todas recaen sobre delincuentes extranjeros que cumplen una condena en las cárceles de la región. La dirección espera que agoten el 50 por ciento de la pena para concretar la acción.

LEÉ MÁS

Preocupación por la caída de las ventas en supermercados de la zona

Una joven de Cinco Saltos denunció que su ex pareja la desfiguró a golpes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario