El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
24% Hum
LMCipolletti ESCUELA

Esperó cuatro años que reabran la escuela y sueña con ser doctora

Perla tiene 15 años y sufrió el cierre de la Escuela 331. Junto a las familias de un paraje a 135 kilómetros de Jacobacci reclamó y logró volver a clases.

Perla tiene 15 años y pasó los cuatro últimos sin poder ir a la Escuela 331. Junto a su familia y docentes reclamaron desde 2017 por la reapertura de la escuela de Río Chico Abajo, un paraje ubicado a 135 kilómetros de Ingeniero Jacobacci, que había sido cerrada por Educación. "Cuando estaba en mi casa decía mi mamá que no podía, que no quería volver a estudiar. Pero ahora que veo la escuela me dan ganas de estudiar de vuelta. Estoy muy contenta, me siento gozosa en este hermoso lugar”, expresó con una sonrisa radiante cuando esta semana se puso en marcha el ciclo lectivo.

La adolescente había visto interrumpida su escolaridad en 2017, cuando Educación dispuso el cierre del edificio por falta de alumnos. La familia de Parla cuestionó el traslado de Perla a otra escuela y durante años pidió que pueda estudiar en su comunidad. Con su guardapolvos impecable, esta semana pudo volver al aula.

Te puede interesar...

Toda la comunidad del paraje, incluidos referentes mapuches de compromiso y defensa a la escuela pública, además de docentes históricos y otros más nuevos, personal técnico y autoridades, fueron parte de lo que siguió: la ceremonia de la anhelada vuelta presencial a las clases.

En Río Chico Abajo viven unas 50 familias, muy dispersas, que durante cuatro años reclamaron por el derecho de los niños. "Luchamos mucho para poder estar en esta escuela, pasamos un invierno aquí, y estamos muy contentos", dijo Perla.

Embed

El 2020, a raíz de la pandemia, fue el año en el que los niños extrañaron el guardapolvos y el pizarrón. El cierre de edificios por la cuarentena los alejó de sus amigos y maestros. Y son muchos los que ansían volver a clases presenciales. Para Perla, la espera fue mucho mayor, y también el deseo de entrar al edificio escolar. En estos cuatro años sin escuela, "ayudaba a mi abuela con los animales o salía a andar a caballo, pero lo que quería era que abrieran la escuela", afirmó.

El deseo se hizo realidad en 40 escuelas rurales de la provincia y también ahí, en la Escuela 331, en donde Perla ingresó estremecida en la primera recorrida, junto a sus compañeros de todas las edades, desde los chiquitos del jardín hasta los cursantes del secundario.

Ahora que la Escuela 331 fue reabierta e inició el ciclo lectivo presencial, volvió a entusiasmarse y les dice a todos que vuelve a estudiar para convertirse en doctora.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
87.5% Me gusta
0% Me da igual
12.5% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario