El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
12% Hum
LMCipolletti inmuebles

Esperan una baja en los "alquileres inflados"

Soulés, referente del sector, estimó que si no cae el precio, los locales y casas seguirán vacíos.

Llama la atención la cantidad de carteles que ofrecen a la venta o el alquiler departamentos, casas, comercios y otros inmuebles. La disponibilidad de propiedades es importante en esta ciudad y no se detiene. El sector advierte que el parate no tiene precedentes, ni hay certezas de lo que pueda pasar. Desde marzo a la fecha, hay muchos inmuebles que siguen vacíos y dudan que a partir de septiembre el sector inmobiliario pueda repuntar.

“Todas las especulaciones que podamos hacer son pocas. No sabemos cuál será el piso, dónde vamos a caer y cuánto nos va a costar poner este país en marcha”, sostuvo el presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Cuarta Circunscripción, con asiento en Cipolletti, Florentino Soulés.

Te puede interesar...

El sector inmobiliario volvió a trabajar en mayo y desde entonces se ha recuperado muy poco, sumido en una profunda crisis. La venta de inmuebles sigue prácticamente paralizada, por lo que dependen de los alquileres, que tampoco se concretan.

El referente del sector inmobiliario en esta ciudad dijo que no hay números fijos ni concluyentes respecto de la realidad del mercado. No obstante, estimó que la demanda cayó el 30% o más, por un sinfín de motivos.

Los sueldos no han crecido. Mucha gente perdió su trabajo. El petróleo y otras actividades pujantes en la zona están pasando serias dificultades. No hay dinero.

“Es un momento difícil para alquilar y vender”, sostuvo Soulés. Sin embargo, advirtió que ante el parate que sufre el sector, los propietarios en principio mantienen los precios

Los valores siguen siendo altos, y por dar algunos ejemplos, refirió que un departamento de dos dormitorios puede rondar los $25 mil y uno de tres puede costar $30 mil pesos. Hay casas que se ofrecen a $80 mil, un valor que en las circunstancias actuales es difícil de afrontar.

Otros departamentos, con una habitación, pueden andar entre los $17 mil y $20 mil. Son los habitualmente ocupados por estudiantes, la otra porción de la demanda en franco retroceso porque muchos optaron por volverse a sus lugares de origen mientras dure la pandemia.

“Los valores en Cipolletti y Neuquén siempre han estado inflados, y esta situación crea las posibilidades para que empiecen a caer y se acomoden a las realidades que vivimos. De lo contrario, no van a poder alquilar o vender sus inmuebles”, expresó.

El referente de los martilleros aseguró que Cipolletti y Neuquén siempre tuvieron precios sobrevalorados y eso agrava la crisis.

En ese sentido, aseguró que los propietarios ponen valor a las propiedades, y no las inmobiliarias.

Los que pudieron vender una propiedad lo lograron después de haber bajado el precio original, y con los alquileres se estima que va a ocurrir lo mismo.

“Hoy nadie hace cola para ocupar un inmueble con esos precios. La pandemia nos destrozó y dejará como corolario un montón de alquileres sin demanda por mucho tiempo más y hasta que la gente no cobre sus salarios. Si no funciona el petróleo, caerán las posibilidades de alquilar o vender”, evaluó. Fernando Meléndez, empresario del sector, describió el mismo escenario. Sostuvo que las ventas están paradas y consideró que entre las personas que quieren acceder a un contrato de alquiler y entre las que ya son inquilinas “hay muchas que están padeciendo dificultades o inestabilidad en sus trabajos”, lo que pone una cuota de incertidumbre a algunas operaciones y a la actividad en su conjunto.

Oferta y demanda están en baja

La venta de inmuebles sigue prácticamente paralizada y los alquileres se concretan a un ritmo muy inferior al habitual. Fernando Meléndez, propietario de una firma del sector, fue categórico en cuanto a que las transacciones de propiedades están casi congeladas y, al presente, únicamente se terminan de tramitar operaciones que habían quedado paralizadas en los primeros meses de la cuarentena por el coronavirus. Los dueños de tierras o viviendas, además, no quieren desprenderse de sus posesiones en estos momentos por la incertidumbre económica que hay en el país y por los inconvenientes para establecer valores cuando hay visiones de un futuro que puede resultar más complicado aun en la pospandemia. En este plano, Meléndez no descartó, incluso, la posibilidad de un horizonte hiperinflacionario si en los meses venideros se desequilibran ciertas variables y el Estado no toma recaudos para estabilizar la economía

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

14.814814814815% Me interesa
62.962962962963% Me gusta
3.7037037037037% Me da igual
3.7037037037037% Me aburre
14.814814814815% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario