Según se anticipó, no habrá clases, los hospitales sólo atenderán emergencias, no se transportarán mercaderías por las rutas de la provincia y no habrá atención al público en la gran mayoría de las dependencias públicas.

La medida de fuerza la impulsan para reclamar por un aumento salarial acorde a la inflación. También rechazan la reforma laboral que impulsa el Ejecutivo nacional y los tarifazos. Además, exigen la anulación de la reforma previsional, aprobada el año pasado. También expresarán su repudio al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

Respecto de los pedidos estrictamente rionegrinos, los estatales piden el adelantamiento del último tramo del aumento salarial acordado en paritarias, el cual es del 8% y está previsto recién para septiembre, y la urgente reapertura de paritarias para discutir un nuevo incremento.

Los docentes, por su parte, encabezarán tres grandes protestas a lo largo y ancho de Río Negro. La primera será en Viedma, donde se realizará un movilización a partir de las 12, que partirá de la plaza San Martín. La segunda tendrá lugar en Bariloche, a las 14. La concentración será en Onelli y Moreno. Mientras que la tercera, donde confluirán diferentes gremios y organizaciones sociales de todo el Alto Valle, se realizará en Roca. La marcha arrancará a las 16, desde la esquina de Avenida Roca y Tucumán.

En Cipolletti, los docentes concurrirán a las 10:30 a la Cámara Laboral para denunciar al Ministerio de Educación por avanzar con los sumarios -que consideran ilegales- contra las dos supervisoras de Nivel Inicial desplazadas de sus cargos en 2016. Por la tarde participarán de la marcha en Roca.

11 días faltan para el siguiente paro nacional, convocado por la CGT.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario