El clima en Cipolletti

icon
Temp
61% Hum
LMCipolletti jurado

Erbín y Miranda fueron declarados culpables por la muerte de la niña

El jurado popular los encontró culpables de femicidio y abandono de persona, respectivamente.

El jurado popular declaró culpables a los dos acusados por la muerte de la pequeña Soledad, víctima de violencia reiterada en el seno familiar. La Fiscalía y la querella habían acusado por distintos delitos a su mamá, Valeria Miranda, y a su pareja Carlos Erbín, por considerar que tuvieron diferente responsabilidad en el fatal desenlace, que se produjo en la zona rural de Los Menucos.

“Soledad murió abandonada en la caja de una camioneta, como un perro, y a su lado no estaba nadie”, sostuvo el fiscal Santiago Márquez Gauna, en los alegatos de clausura. En pocas horas de deliberación, los 12 vecinos de Roca encargados de juzgar a los acusados concluyeron que la Fiscalía probó la afirmación del encargado de la acusación.

Te puede interesar...

El jurado popular declaró a Erbín culpable de femicidio y, a Miranda, responsable de abandono de persona seguido de muerte agravado por ser la madre de la víctima.

La niña, de apenas tres años, sufrió durante varios meses un maltrato físico inconcebible. Fue hallada muerta en la caja de una camioneta y los médicos forenses pudieron identificar 46 lesiones diferentes en su cuerpo. La Fiscalía sostuvo probar que Erbín le causó la muerte al golpearla con un rebenque en la cabeza.

“El cuerpo de Soledad nos grita lo que le pasó, su sufrimiento, su dolor”, dijo Márquez Gauna.

Al rebenque lo escondieron entre unas bolsas. Era un elemento que usaba Carlos Erbín de forma cotidiana. Tenía sangre de la nena. Una prueba de rigor científico innegable. Con ese elemento la golpearon. Le provocaron un hematoma subdural que le ocasionó más tarde la muerte.

Sin testigos de lo ocurrido, el hallazgo del elemento utilizado para golpearla y las pruebas científicas resultaron contundentes en el veredicto contra Erbín.

Embed

La madre

En el caso de Miranda, en tanto, la fiscalía sostuvo que estaban documentados el desapego y la falta de protección. Márquez Gauna sostuvo en su alegato que la acusada “no impidió la violencia y luego de su muerte no procuró ayuda”, indicó el fiscal.

“¿Podemos pensar que no se dio cuenta? La cantidad de lesiones visibles que tenía Soledad no se pueden pasar por alto. Está molida a palos. Valeria podía hablar por su hija y comunicar lo que estaba pasando. Por supuesto que sabía de la violencia, era evidente y Soledad la podía contar”, afirmó el fiscal. Consideró que eso prueba que hubo abandono de persona, delito que el jurado consideró probado, más los agravantes por estar a cargo del cuidado de la víctima.

Para el fiscal, no hay atenuantes en la responsabilidad de Miranda porque tuvo los medios para pedir ayuda y apoyo del Estado. “Pero ella no aceptó esa ayuda. No la quería. No asumía ese compromiso”, manifestó.

Ahora, deberá realizarse un juicio de cesura para imponer las penas de prisión a los condenados. En el caso de Erbín solo cabe la prisión perpetua. En tanto que por Miranda, la defensa podría buscar atenuar el castigo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

18.75% Me interesa
50% Me gusta
0% Me da igual
12.5% Me aburre
18.75% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario