LMCipolletti Iglesia

Entraron a robar a una iglesia cipoleña y se enfrentaron a tiros con un policía

Ocurrió en una iglesia evangélica cercana a la toma 2 de febrero. Los ladrones le tiraron con una tumbera a un policía y éste repelió el ataque a tiros.

Dos ladrones ingresaron a robar a una iglesia evangélica cercana a la toma 2 de febrero, pero fueron sorprendidos por un policía que les ordenó que se entregaran y reaccionaron a tiros. Los ladrones abrieron fuego con una tumbera, tras lo cual el efectivo repelió el ataque con su arma reglamentaria.

Por fortuna, nadie resultó herido por los disparos ejecutados. Pero luego uno de los delincuentes quiso herir al efectivo con un cuchillo de cocina que encontró en el lugar y entabló con él una pelea cuerpo a cuerpo, donde en el forcejeo salió perdiendo. El efectivo logró sacarle el arma blanca y reducirlo en el piso, mientras su cómplice miraba la escena, totalmente entregado.

Te puede interesar...

El robo frustrado por la Policía ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada del domingo (17/5), poco antes de llegar a la toma 2 de febrero, indicó el subcomisario al frente de la Unidad 45, Gustavo Ruiz. Más precisamente, agregó, tuvo lugar en la calle 17 de Julio al 1600.

En diálogo con LMCipolletti, el titular de la unidad comentó que los ladrones habían ingresado al templo luego de forzar una ventana de chapa que da a una cocina. En la iglesia no había nadie, pero dentro del predio hay una casa cedida por los propietarios a un policía que sí reside en el lugar.

Fue el agente quien escuchó ruidos en el sector de la cocina, se levantó para ver qué sucedía y sorprendió a los malvivientes mientras se encontraban en el interior de la iglesia con fines de robo, luego de haber forzado una abertura.

"Este policía les dio la voz de alto para que se entreguen y salgan de la propiedad (iglesia). Pero uno de ellos, desde el interior de la iglesia, le disparó con una tumbera. El efectivo vio el fogonazo, pero afortunadamente no lo hirió porque estaba resguardado, detrás de una pared" , relató el subcomisario.

Y prosiguió: "Una vez que observó el fogonazo, repelió el ataque con dos disparos intimidatorios. No les apuntó a ellos, sino que disparó hacia el piso. Por eso tampoco resultaron lesionados de arma de fuego".

A la fiscalía cipoleña también le consta el mismo relato. Es decir, que el efectivo escuchó ruidos, se acercó, dio la voz de alto y sintió la detonación de arma de fuego. "Ahí el policía respondió a la agresión", advirtieron fuentes judiciales.

Y corroboraron el secuestro de un arma tipo tumbera.

Tras los disparos, uno de los delincuentes depuso su accionar, mientras que el otro tomó un cuchillo que encontró en la cocina y quiso herir al agente policial. "El oficial luchó con el sujeto, hasta que logro desarmarlo y reducirlo. El que tenía el arma se entregó en el momento", comentó Ruiz.

Sutura por una herida cortante

Luego, llamó a la comisaría para pedir ayuda. El personal que acudió al lugar de inmediato procedió a la detención de ambos ladrones, de entre 22 y 25 años, quienes fueron conducidos hasta la Comisaría 45. Uno de ellos, además, debió recibir asistencia médica en el hospital Pedro Moguillansky por una herida cortante en el cuero cabelludo que sangraba mucho y requirió sutura. Posiblemente haya sido en el forcejeo con el efectivo.

En tanto, otros se quedaron en el lugar para proceder al secuestro del arma, de fabricación casera, y levantar otros elementos de interés para la causa, como el cartucho de la tumbera. "Estaba adentro, en el sector de la cocina", indicó Ruiz.

En cuanto al efectivo, que cumple servicio en la Comisaría 45, se sabe que sufrió un golpe en un pie.

"El fiscal dispuso que los detenidos queden imputados por tentativa de robo calificado con armas y resistencia a la autoridad, y en horas de la tarde recuperaron la libertad", informó el subcomisario. Además del violento robo frustrado, se les reprochó la infracción a los artículos 205 y 239 que legitiman la cuarenta obligatoria.

Preocupación

Desde el hospital local, advirtieron con preocupación sobre la cantidad de gente que está ingresando por guardia y necesita asistencia médica en circunstancias que violan el aislamiento social, preventivo y obligatorio. "Hay mucha gente reuniéndose, que no respeta el aislamiento; que resulta detenida en un hecho delictivo o circula por la calle a gran velocidad y tiene un accidente", indicaron.

LEÉ MÁS

Adolescentes rompieron la cuarentena para cazar en el río y los tuvieron que rescatar

Fueron por una pelea y se encontraron con un robo

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
100% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario