En el Barrio Obrero ya tienen $1 millón para pagar los lotes

Los vecinos han ahorrado en un plazo fijo y cuentan con un monto para agilizar la compra.

Los pobladores del Barrio Obrero A y B han reunido en conjunto alrededor de un millón de pesos para hacer una entrega inicial para la adquisición de sus tierras, que han sido declaradas de utilidad pública y sujetas a expropiación.

El resto de lo que demande la transacción para acceder a la propiedad los vecinos han decidido pagarlo en cuotas, dada la imposibilidad de poder efectuarlo de otra forma.

Te puede interesar...

A su vez, las condiciones de cancelación de las cuotas en cuanto al plazo y los montos de cada una de ellas se procurará que respondan a la condición social y los ingresos de cada familia.

Ayer, la referente de las barriadas, Lila Calderón, manifestó que los pobladores del Obrero A han mantenido desde hace años una cuenta bancaria en la que fueron depositando fondos, en la medida que podían hacerlo.

Hace unos años, la cifra acumulada rondó los 100.000 pesos, una cantidad que entonces resultaba bastante significativa. Con el plazo fijo que conformaron, en la actualidad han logrado sumar unos 450.000 pesos. Además, han conseguido aportes por unos 600.000 pesos. En el Obrero B se ha reunido una cifra bastante menor, pero se trabaja para enfrentar los desafíos de la hora.

Disponiendo de más de 1 millón de pesos, en la barriada consideran que están en buena posición para afrontar las conversaciones para la adquisición de las tierras que habitan, cumpliendo así con su objetivo de siempre de pagar por los lotes en que se han asentado.

Tienen claro que los predios se pagarán de acuerdo con su valor fiscal más el 30 por ciento extra que acuerda la legislación en vigencia para cumplir con los propietarios involucrados.

Las negociaciones del Barrio Obrero forman parte del grupo A de los cinco en que se han subdividido los asentamientos de Cipolletti para buscar la definitiva regularización y urbanización de sus tierras. Comparten las discusiones con las autoridades municipales con las otras tres tomas que contempladas en el proceso expropiatorio sancionado por la Legislatura provincial. Esto es, Nueva Esperanza y 2 y 10 de Febrero.

Esta división grupal se acordó como el mejor camino para aplicar en la ciudad los términos de la ley nacional de regularización y expropiación de barrios populares aprobada por ambas cámaras del Congreso de la Nación.

Por su nivel de organización, los habitantes del Obrero A y B arrancarán en punta las tramitaciones previstas con la comuna, con la que se tendrán que acordar los términos para llegar a un buen entendimiento.

En Cipolletti, todo lo relativo a las tomas está adquiriendo una gran movilidad y se esperan definiciones en el menor lapso posible para mejorar la calidad de vida.

Se busca apurar las definiciones

Hablando con los dueños

En el Municipio, es el intendente Aníbal Tortoriello el encargado de llevar adelante las conversaciones con los propietarios de las tierras para su adquisición y traspaso a los vecinos.

Servicios básicos

Los habitantes de las tomas no quieren demoras porque buscan tener pronto servicios regulares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario