El violador de las 1200 no aparece y crece la bronca

El martes iba a ser notificado de una pena pero huyó tras sacarse la tobillera.

Ya pasaron 72 horas de la fuga del violador cipoleño y hasta ayer no había mayores novedades sobre su posible paradero. Una de las hipótesis es que se había ocultado en la vecina provincia de Neuquén, aunque solo se trató de una sospecha y el hombre condenado sigue prófugo de la Justicia local.

El abusador huyó el martes, en las primeras horas de la mañana, cuando tomó conocimiento de una condena de varios años por violar a su sobrina. En un primer momento, el hombre había permanecido detenido y luego consiguió el beneficio de un monitoreo electrónico mediante una tobillera.

Te puede interesar...

Desde la Justicia cipoleña se pensó que no iba a producirse ningún inconveniente con el condenado y, por ese motivo, recibió el beneficio de la prisión domiciliaria, destacaron fuentes policiales. Sin embargo, el violador no dudó en sacarse el dispositivo y la irregularidad se comprobó el martes, cuando iban a notificarlo de la pena de 12 años.

Apenas constataron la fuga, las autoridades judiciales iniciaron el operativo de recaptura, con la ayuda de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti.

De igual modo, precisaron las fuentes, se está chequeando si el dispositivo funcionó en forma correcta y alertó de inmediato a los integrantes de la Unidad de Arresto Domiciliario por Monitoreo Electrónico (UADME). Los antecedentes del sistema no son los mejores y los responsables del Ministerio Público Fiscal se encargaron de manifestar su malestar en una audiencia celebrada no hace mucho en España y Urquiza, donde se quejaron sobre el dispositivo que también se había arrancado la neuquina Irene Méndez, quien fue recapturada en las cercanías de la Ruta Nacional 22.

La mujer, que fue declarada culpable de asesinar al cipoleño Eduardo Honores, se quitó la tobillera y la arrojó en cercanías de la Comisaría Quinta de Centenario. De manera circunstancial, un vecino la encontró, la llevó hasta la unidad policial y así fue como se hizo un despliegue para recapturarla. Según las fuentes, los responsables del Ministerio Público nunca fueron advertidos de la rotura del dispositivo. Esta situación se encargó de darla a conocer el fiscal jefe Gustavo Herrera, quien en la audiencia donde se ratificó la preventiva de Méndez cargó duro contra las tobilleras.

El año pasado se registraron las primeras quejas por el tema tobilleras en un caso que tuvo como protagonista a un Montecino.

Manuel Humberto Rivas

Abusos durante varios meses

El cipoleño que fue condenado a 12 años de cárcel y huyó antes de ser notificado del monto de la pena comenzó a ser investigado el año pasado, cuando los padres de una nena de 11 años descubrieron una serie de abusos por parte de su tío político hacia su hija. De acuerdo con fuentes judiciales, el hombre, de 34 años, cometió los abusos entre diciembre de 2017 y julio de 2018.

Además de los ataques sexuales, el abusador acosaba a la menor a través de redes sociales.

Indignadas, varias personas le quisieron quemar la casa en las 1200 el año pasado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario