El clima en Cipolletti

icon
Temp
57% Hum
LMCipolletti municipal

El paro municipal arranca en la recolección de residuos

El Soyem confirmó la medida de fuerza de 48 horas para el martes y miércoles. Harán un último intento de reapertura del diálogo con el intendente Claudio Di Tella. Trabajo convocó a una audiencia cerca del mediodía.

A última hora de este lunes tenía previsto empezar el paro de actividades impulsado por Soyem, en un área estratégica: la recolección de residuos. En el gremio, es una de las áreas del Municipio en la que espera encontrar un mayor grado de acatamiento a las medidas de fuerza. Para los sindicalistas, se trata de un sector clave, puesto que los efectos de la inactividad del servicio se pueden apreciar de inmediato en la comuna y en la ciudad en su conjunto.

Pero no es la única área, ni mucho menos, en la que el sindicato está seguro de que habrá una considerable adhesión al plan de lucha. También figuran otras dependencias, por ejemplo, la de Fiscalización, concentrada en calle Brentana, donde se espera un apoyo decisivo a las acciones. También se aguardan respaldos significativos en Desarrollo Social, en Abasto, en Arquitectura y repercusiones de distinta magnitud en el edificio central de la Municipalidad y en Recaudaciones, entre otras reparticiones, como los Centros Infantiles.

Te puede interesar...

El dirigente Marcelino Jara es conciente de los profundos alcances de la decisión gremial de confrontar con el Ejecutivo municipal. Pero hay varias cosas que él y su organización tienen bien en claro al lanzar el paro de 48 horas, a partir del martes.

Por un lado, está la conciencia de la "justeza del reclamo" de un mejor acuerdo salarial para el segundo semestre, teniendo en cuenta los muy bajos ingresos de la mayor parte del personal municipal, con una gran proporción de trabajadores peleando por alcanzar o la canasta de pobreza o la canasta de la indigencia.

Por otro lado, la determinación de avanzar en protestas ha sido impulsada por los propios trabajadores, que están muy descontentos por el poco poder adquisitivo de sus haberes y el terrible impacto de la inflación sobre los alimentos y bienes de consumo más básicos.

Además, Jara y sus compañeros han cumplido todos los pasos legales y administrativos para llevar adelante las medidas de fuerza y han comunicado oportunamente sus planteos al Ejecutivo municipal. Incluso, Soyem intentará hoy un último gesto para suspender el conflicto, con un pedido de audiencia urgente que se le hará este martes, a primera hora de la mañana, al intendente Claudio Di Tella.

En la reunión, si se da, el gremio espera que el jefe comunal flexibilice sus puntos de vista y acepte negociar una mejora salarial que satisfaga al conjunto de los empleados municipales. Jara dijo que la voluntad de diálogo se mantiene firme y, por eso, se aguardan definiciones.

De no tener lugar el encuentro con Di Tella o si resulta negativo, quedará todavía otra instancia que podría afectar el plan de lucha. Se trata de una audiencia convocada, para las 11, por la Secretaría de Trabajo de la Provincia, a la que deberán asistir representantes de Soyem y del gobierno municipal.

Allí, podría surgir, en el mejor de los casos, un entendimiento, pero también podría dictarse la conciliación obligatoria, que debería ser acatada sí o sí por la organización gremial.

En el caso de que no haya entendimiento ni conciliación obligatoria, el paro de 48 horas seguirá adelante e incluirá el miércoles la realización de una manifestación en las afueras de la sede central del Municipio, en Yrigoyen casi España, y frente al cercano edificio de Recaudaciones.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario