El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
30% Hum
LMCipolletti salud

El odontólogo acusado de abuso pasará las fiestas en su casa

Este miércoles le otorgaron la prisión domiciliaria por presentar un cuadro depresivo agudo y perder 10 kilos.

El odontólogo cipoleño acusado de abusar sexualmente de una paciente en plena consulta pasará las fiestas de fin de año en su casa, rodeado de su familia. Es que este miércoles la jueza de Garantías ordenó la morigeración de la prisión preventiva que cumplía en un calabozo de la ciudad y su posterior traslado a una vivienda particular. Según se conoció, la decisión estuvo fundamentada en un grave cuadro depresivo que pone en riesgo la vida del detenido.

A sólo un mes de su detención luego de ser atrapado por la Policía cuando intentaba escapar de la ciudad tras atacar sexualmente a una joven en el interior del consultorio, el odontólogo que hasta hoy estaba preso en la Comisaría Cuarta, volvió a su casa. El pedido de la prisión domiciliaria fue aceptado por la jueza González Vitale y fundamentado en salvaguardar la vida del detenido y su salud, ya que se advirtió un grave deterioro en su condición física y psíquica producto de un cuadro de depresión agudo.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, el abogado particular del imputado Gustavo Lucero quien lleva adelante el caso junto con Silvina Fernández Mendaña, contó que fue el propio jefe de la Comisaría Cuarta quien advirtió el cuadro de desmejoramiento físico del detenido, y elevó un oficio a la jueza para advertir la situación cuando el hombre ni siquiera se movía de la cama.

“El hombre hace más de cinco días dejó de comer e hidratarse, y en su período en detención perdió diez kilos. Hace tiempo que vemos al imputado con problemas respecto a su salud física, y peor aún en su salud mental. Le pedimos a la jueza que lo atiendan y la médica policial recomendó atención respecto a su salud psíquica. Según los informes, se evidenció ideaciones de suicidio y de autolesionarse. Los profesionales indicaron que no se trata de un cuadro que amerite una internación en el hospital, sino que el mejor entorno para su resguardo era su familia”, expresó Lucero.

En los informes dieron su opinión un grupo de peritos especialistas, sumado a un psicólogo forense, quienes expresaron opiniones similares.

MINISTERIO PUBLICO FISCAL

“Dijeron que el caso amerita un tratamiento psicológico con acompañamiento permanente, y que el mejor entorno es el de su familia. También concluyeron que no se trata de un caso para internar en salud mental, y por eso la jueza hoy resolvió en ese sentido, con los tratados de Derechos Humanos en su mano, entendiendo que cualquier consecuencia para la vida o salud del detenido es responsabilidad de la Justicia”, expresó el abogado. El letrado además negó que se trata de una situación de reclamo como una huelga de hambre para conseguir algún beneficio.

Lucero contó que es un caso atípico porque no es una persona con antecedentes psiquiátricos, y que el cuadro se trataría de las consecuencias de la prisión preventiva carcelaria que lleva hace más de un mes.

“El imputado deberá cumplir los requisitos de todo detenido en su vivienda, donde convive con su esposa e hijos. No podrá salir ni intentar contactar a la víctima, utilizará tobillera electrónica, deberá recibir a los acompañantes terapéuticos e iniciar tratamiento. Tampoco queda excluida la posibilidad de una mejora rápida en su salud, que pueda volver a prisión”, añadió su defensor.

Desde el Ministerio Público Fiscal de Cipolletti, a cargo de la fiscal adjunta Anabella Camporesi, sólo se limitaron a expresar que presentarán una impugnación a la resolución de la jueza. No brindaron mayores detalles ya que se trata de una causa que investiga un delito de características íntimas.

La prisión preventiva domiciliaria es una opción legal en determinadas circunstancias en la que el detenido debe cumplir estrictas pautas de conducta. No puede alejarse del domicilio, está siendo monitoreado y controlados a través de la tobillera de forma constante y no puede acercarse ni intentar contactar a la víctima. Pero también cuenta con una serie de beneficios importantes, más aún teniendo en cuenta las vísperas festivas de fin de año.

En la vivienda donde fue alojado convive con su esposa y sus hijos mayores de edad, pero no hay una restricción respecto a las personas que pueden ingresar al domicilio, porque la restricción es sólo ambulatoria. Mientras el imputado permanezca en la casa, al inmueble pueden llegar familiares y amigos, y podrán festejar Navidad y Año Nuevo sin mayores limitaciones si así lo quisieran. Posibilidad que su permanencia en un calabozo no lo permitía.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.3478260869565% Me interesa
21.739130434783% Me gusta
0% Me da igual
4.3478260869565% Me aburre
69.565217391304% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario