El Municipio reprograma sus obras por la inflación

Podría retrasar algunos proyectos. En 2019 dependerán de las tasas.

El Municipio prepara definiciones sobre su plan de obras actual y ya vislumbra algunas determinaciones para el año que viene. Para lo que queda de 2018, está decidido continuar y terminar los trabajos públicos ya empezados, en tanto que para los que aún no se iniciaron se evaluará cuál de ellos resulta más prioritario para ponerlo en marcha. El resto podrá diferirse para el futuro.

En cuanto a las iniciativas que habrá en 2019, todo dependerá de las posibilidades que surjan de la actualización de las tasas para el período, teniéndose en cuenta que en este punto no se recargará demasiado a los contribuyentes.

El fuerte crecimiento inflacionario que está marcando el primer semestre del año y la disparada del dólar, han llevado a que el Ejecutivo local asuma las precauciones del caso para actuar en la forma más realista que sea posible. El objetivo está puesto en cuidar los recursos disponibles y evitar comprometer las arcas municipales.

Ayer, el intendente Aníbal Tortoriello manifestó que “si la inflación que se ha generado lamentablemente va a impactar en los costos del Municipio, la única forma de reducir los gastos es con menos obras”. Su gestión es consciente, además, de las medidas de ajuste que se preparan desde Nación para todo el país y no se quiere estar desprevenido a los acontecimientos por venir.

Asimismo, recordó que la comuna tendrá que abordar los reclamos salariales planteados por los gremios, ya que el incremento de los precios y servicios está a punto de superar el 15 por ciento que se otorgó como suba de haberes para todo el personal a fines de diciembre de 2017.

“Todo esto irá en detrimento de las obras, porque el superávit que tenga el Municipio se utiliza íntegramente en trabajos públicos y compra de equipamiento. Si ese superávit se ve afectado por mayores gastos, claramente lo que va a bajar son las obras. Es una cuestión matemática, no hay mucho que hacer. Desde ya que el Municipio, gracias a Dios, cuenta con un gran superávit que nos permite asumir estos aumentos de costos, como el de los salarios, sin que haya que endeudarse”, enfatizó.

El jefe comunal insistió, de todos modos, que las mayores erogaciones de la comuna “van a repercutir en un menor caudal de obras que lo que estaba planificado”.

Para el año que viene, destacó que “cuando se arme el presupuesto y se estime, que será llegando a fin de año, en cuanto se van a ajustar las tasas, todo esto nos va a decir qué capacidad de obras vamos a tener. Agregó que “por supuesto que vamos a tratar de impactar lo menos posible en los bolsillos del contribuyente, aunque también sabemos que la ciudad debe seguir creciendo y haciéndose obras”.

El impacto inflacionario y el nuevo aumento de salarios para los trabajadores afectarán las posibilidades de la comuna para hacer más obras.

Adecuar en función del gasto salarial

De acuerdo con el intendente Aníbal Tortoriello, los trabajos públicos en marcha “seguirán todos en marcha”, en tanto que los que no han arrancando están “evaluando si van a hacerse el cien por cien o si alguno de ellos tiene que verse disminuido. Es probable que sí”. En este paquete de obras por comenzar, hay “algunas menores, unas medianas y otras grandes. Así que es posible que alguna obra mediana o pequeña tenga que disminuirse en virtud de la reestructuración presupuestaria, teniendo en cuenta principalmente que el gasto más importante va a ser el de la actualización salarial”.

Cambios en la estrategia oficial

El sacudón de los precios

“Esta inflación no es para nada auspiciosa”, sostuvo Tortoriello, para quien el monto de aumento de las tasas marcará el panorama de las obras en 2019. Afirmó que el actual “golpe inflacionario” obliga a replantear los objetivos en materia de inversiones.

Debate con los gremios

Para hoy está prevista una reunión del Ejecutivo local con ATE por los salarios hasta fin de año.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario