El Municipio compactará 300 motos abandonadas

Serán desguazadas a través de un convenio con Neuquén capital.

El Municipio compactará 300 motos que habían quedado abandonadas en el depósito luego de ser secuestradas por el personal de Tránsito. La compactación se concretará en Neuquén gracias a un convenio entre los municipios.

El secretario de Movilidad Urbana de Neuquén, Fabián García, indicó que están abiertos a firmar acuerdos con otros municipios, especialmente para la eliminación de motos. En muchos casos, a los infractores les resulta un negocio más tentador comprar una nueva que afrontar los gastos del secuestro –multa, acarreo, etc.-, por lo que las dejan abandonadas en los depósitos municipales.

Te puede interesar...

Como parte del acuerdo, la Municipalidad de Cipolletti se encarga de trasladar las motos hasta el predio en el que trabaja la empresa contratada con Neuquén. Y luego debe retirar los cubos metálicos a los que son reducidos los autos.

A la destrucción de las motos cipoleñas se sumarán unos 1200 vehículos de Neuquén. Se trata de rodados que fueron secuestrados en controles vehiculares realizados en la ciudad, abandonados en la vía pública o judicializados. La empresa prestadora del servicio se llevará la chatarra como pago, para comercializarla en el mercado siderúrgico.

García celebró que, por primera vez desde que compactan autos, la Justicia haya permitido que conviertan en chatarra a los que pasaron por procesos judiciales e instó a que mantenga esa decisión, ya que son los que ocupan la mayoría del predio municipal de Parque Industrial. En Cipolletti ya existía aval judicial para la eliminación de los rodados abandonados en predios de la Policía, mientras que la comuna está cubierta legalmente por una ordenanza que permite eliminar los rodados pasado un tiempo sin que nadie los retire.

La prestadora del servicio es Matferroso SA, de Bahía Blanca, con la que la Municipalidad de Neuquén tiene un convenio que vence en los próximos meses. García adelantó que harán un nuevo llamado a licitación, en el que se podrán presentar las empresas locales interesadas.

Antes de ser convertidos en chatarra, a los vehículos se les quita la batería y los aceites y combustibles para evitar la contaminación.

Los rodados habían sido secuestrados por Tránsito y los dueños no fueron a retirarlos.

Los detalles del plan de destrucción

El proceso

Los vehículos deben estar abandonados durante seis meses antes de que el Municipio pueda contemplar su destrucción. Además, se debe hacer una convocatoria pública como última oportunidad para los dueños.

Sin residuos

Antes de ser enviados a la prensa para ser compactados, a los vehículos se les quitan la batería y los restos de hidrocarburos (aceites y combustibles) para evitar la contaminación del suelo durante el proceso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario