El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
17% Hum
LMCipolletti

El gobernador presentó el proyecto de Ley de Reforma Tributaria

El mandatario afirmó que estima que en conjunto estas nuevas medidas redundarán en un incremento en la recaudación anual superior a los 228 millones de pesos.

Cipolletti.- El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, presentó hoy en el Salón Gris de Casa de Gobierno el proyecto de Ley de Reforma Tributaria que será elevado a la Legislatura de Río Negro. El mandatario afirmó que estima que en conjunto estas nuevas medidas redundarán en un incremento en la recaudación anual superior a los 228 millones de pesos, es decir, un 18,8% de los ingresos tributarios provinciales actuales. Durante una conferencia de prensa desarrollada esta mañana, donde estuvo acompañado por el ministro de Economía, Alejandro Palmieri, y funcionarios de la cartera económica, Weretilneck explicó que el Estado rionegrino cerró el 2011 por cuarto año consecutivo con resultado financiero negativo, que aumentó progresivamente todos los años y que ascendió a 614 millones de pesos.

“Esto se debe fundamentalmente a los niveles de crecimiento de los gastos sistemáticamente superiores a los índices de crecimiento en los recursos. Para más datos, durante el año pasado los gastos corrientes se incrementaron en un 35% respecto al año anterior, mientras que los ingresos corrientes lo hicieron a razón de 31% interanual”, afirmó. “Como ya lo dijimos varias veces, esta diferencia se viene financiando en Río Negro desde hace varios años vía endeudamiento, ya sea con el Estado Nacional -en el mejor de los casos, por sus condiciones benévolas- o con bancos internacionales o privados del mercado financiero local; en este caso a condiciones sumamente desventajosas para las arcas provinciales”, aseveró.

Dijo que “a estas fuentes tradicionales de financiamiento hay que agregarle la utilización crónica y sistemática del endeudamiento con proveedores como forma de financiar los gastos. En definitiva, el no cumplir con los compromisos de pago representó en la Provincia una forma fácil de cubrir los déficit estacionales de Tesorería, lo que generó una deuda flotante que al cierre del ejercicio superaba ampliamente los 400 millones”. Explicó el Gobernador que estos “parches” financieros para poder cubrir coyunturalmente gastos corrientes, “tienen obvias consecuencias en el corto plazo, comprometiendo más aún las finanzas del futuro cercano. Es importante destacar la elevada dependencia de la estructura presupuestaria provincial ante los recursos provenientes de la coparticipación federal y por ende, el cada vez menor aporte de los recursos tributarios propios a la financiación del gasto público provincial”.

“En 2011 los impuestos provinciales significaron sólo el 18,7% de los ingresos totales. Sabemos que en nuestra Provincia los gastos corrientes -fundamentalmente compuestos por el gasto en personal- representan estructuralmente un elevado 85% de los gastos totales. Por tal motivo, son sumamente inflexibles a la baja en el corto plazo, lo que atenta contra el equilibrio presupuestario ante una merma en los recursos”, dijo.

Afirmó el Mandatario que durante los últimos ocho años Argentina tuvo tasas de crecimiento extraordinarias, por encima de cualquier indicador en el contexto internacional, generando en la jurisdicción provincial un “viento de cola” que hacía olvidar o disfrazar la baja recaudación tributaria propia. “Últimamente los índices de crecimiento en los recursos han sufrido una desaceleración, y esto indefectiblemente se ha percibido en la coparticipación que las provincias reciben de Nación”, remarcó.

Recordó el Gobernador que los incrementos de recursos por coparticipación nacional venían creciendo a razón de 34% entre 2009 y 2010, 32,5% entre 2010 y 2011, pero en lo que va de este año ese incremento interanual se ubica en torno al 27,5%. “En situaciones como la actual, es donde se nota claramente la falta de autonomía fiscal”, explicó.

“Resulta necesario mejorar la ecuación gastos-ingresos de la Provincia y para ello estamos desde el inicio mismo de la gestión, avocados a eficientizar los gastos y les puedo asegurar que las acciones de control sobre ciertos rubros ya han mostrado resultados positivos”, sostuvo.

Añadió en tal sentido que “por otro lado, es imprescindible incrementar nuestros recursos tributarios propios para tender a lograr el equilibrio en el mediano plazo. El viento en popa hizo desatender la política fiscal propia y la estructura de recaudación provincial terminó descansando fuertemente en impuestos que evolucionan con el nivel de actividad como son fundamentalmente Ingresos Brutos y Sellos”. En este marco, explicó que estos dos representan actualmente el 84,2% del total de los tributos propios. “Hace sólo 6 años, durante 2006, el Impuesto Inmobiliario representaba el 11% de la recaudación tributaria provincial y hoy apenas supera el 4%, producto de las distorsiones producidas por la falta de actualización en sus valuaciones”.

Afirmó el Gobernador Weretilneck que “estamos convencidos que es necesario una reforma tributaria, que ha sido minuciosamente evaluada de manera de conservar los criterios de equidad y progresividad a los que debe tender todo sistema tributario”. Explicó además que estas medidas redundarán en un incremento en la recaudación anual de $228,8 millones, un 18,8% de los ingresos tributarios provinciales actuales. “Las modificaciones propuestas constituyen un avance en términos de equidad tributaria para la Provincia, puesto que focalizan la carga fiscal en sectores económicos de alto poder contributivo, afectando en menor medida a los pequeños contribuyentes”, dijo. “Estas medidas impositivas serán acompañadas por una importante acción fiscalizadora. Estamos convencidos de que la fiscalización y el recupero de deuda debe ser una acción continua, no esporádica, y coordinada entre distintos organismos gubernamentales”, agregó.

Recordó que en este sentido, se firmaron recientemente convenios de colaboración y cruce de información entre la Agencia de Recaudación Tributaria, el Registro de la Propiedad Inmueble, la Dirección General de Personas Jurídicas y diversos municipios de la Provincia. “También estamos avocados a la utilización de los cruces de información con AFIP en el marco del convenio firmado oportunamente con esta administración. Los cambios propuestos optimizarán los recursos tributarios propios, para que la provincia pueda afrontar las inversiones necesarias en salud, educación y en obras que permitan mejorar la vida de los rionegrinos”, concluyó.

Modificaciones de leyes impositivas 2012

El proyecto enviado a la Legislatura incluye modificaciones en las leyes impositivas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos y del Impuesto Inmobiliario, como así también en las leyes base del Impuesto sobre los Ingresos Brutos, y del Impuesto a los automotores, en la Ley de Incentivos y Bonificaciones y en el Código Fiscal de la Provincia. En cuanto a Ingresos Brutos, se lleva la alícuota general al 3,5% para los contribuyentes que hayan registrado ingresos brutos anuales total país superiores a 30 millones de pesos durante el 2011. Esta es una diferenciación por capacidad contributiva que muchas jurisdicciones ya realizaban y que en Río Negro, no había sido considerado hasta ahora. De acuerdo a los datos declarados en 2011, la medida alcanzaría a 1.834 grandes contribuyentes, en su gran mayoría de convenio multilateral con sede fuera de Río Negro. Se propone mantener para la extracción de petróleo crudo y gas natural, la alícuota del 3% establecida a partir del año 2011 (antes era del 2%), pero con algunas modificaciones que permitirán incluir en el alcance de este incremento a todas las concesiones de explotación actualmente vigentes. El gobernador Weretilneck afirmó que se trata de una medida que ya ha sido adoptada por otras provincias hidrocarburíferas, y que en Río Negro afectará a 12 empresas del sector. Por otra parte, se grava a la alícuota general del 3% la industria radicada fuera de la Provincia, en lugar del 1,8% actualmente vigente. “En este caso, estábamos ante una situación inusual, ya que se estaba privilegiando con una alícuota diferencial muy beneficiosa, a empresas industriales que no tenían su planta radicada en Río Negro”, dijo el Gobernador. “A partir de ahora, estas empresas que sólo comercializan su producción en nuestra Provincia, pasarán a tributar a la alícuota general del 3%, y se mantiene la alícuota reducida a aquellas industrias radicadas en Río Negro”, dijo y explicó que la medida alcanza a 3.794 contribuyentes. La alícuota de la actividad de telefonía celular se incrementa al 4,5%. La medida alcanza a 3 contribuyentes y esta en consonancia con alícuotas diferenciales aplicadas por otras jurisdicciones.

Incentivos y bonificaciones:

Se incorpora una bonificación del 20% para los contribuyentes del régimen simplificado que actualmente no contaban con un incentivo o premio por estar al día con este impuesto. Este beneficio alcanzará potencialmente a 11.232 monotributistas. Se fija en 20% la bonificación por pago en término para todas las actividades de aquellos contribuyentes que registren ingresos brutos anuales total país iguales o menores a $1.200.000. Se fija en 10% la bonificación por pago en término para todas las actividades de aquellos contribuyentes que registren ingresos brutos anuales total país superiores a $1.200.000. De acuerdo a los datos del año 2011, aproximadamente 1.900 contribuyentes estarían en esta situación, entre contribuyentes del régimen directo y de convenio multilateral con jurisdicción sede en Río Negro. Las bonificaciones sólo alcanzan a estos contribuyentes. “Reafirmando la intención de este Gobierno de promover la radicación de industrias en parques industriales, se mantiene la bonificación del 65% para aquellas actividades industriales que se desarrollen en parques industriales”, aseveró el Gobernador. Explicó el mandatario provincial que “se mantienen las bonificaciones que premian a aquellos contribuyentes que cumplen en tiempo y forma con sus obligaciones, pero fueron revisados los porcentajes teniendo en cuenta los principios tributarios de generalidad, equidad y capacidad contributiva”.

Impuesto Inmobiliario

“El Impuesto Inmobiliario es en el que debimos introducir más modificaciones debido a la gran distorsión que presentaba. Las valuaciones fiscales se encontraban enormemente desactualizadas, ya que las mismas no habían sido ajustadas desde el año 2008. Ello ha llevado a que en la actualidad 101.888 contribuyentes (esto es el 68,6% de los 148.503 contribuyentes que tienen inmuebles urbanos con mejoras en la Provincia) paguen el mínimo de $150 anuales ($78 con la bonificación del 40% + 10% x pago anual, lo que representa $6,50 por mes)”, dijo el Gobernador Weretilneck. “Luego de la reforma que estamos elevando a la Legislatura, aún 64.616 contribuyentes, o sea el 43,5% del total, continuarán pagando el mínimo anual, el que ascenderá a 240 pesos, 180 con las bonificaciones por pago en término y pago anual, es decir 15 pesos por mes”, dijo. Explicó que “si consideramos las categorías 1 y 2 (valuación fiscal hasta $88.000), quedan comprendidos 118.375 contribuyentes que representan el 79,7% del total, los cuales abonarán como máximo $488 anuales equivalentes a $41 mensuales, que puede a su vez reducirse al equivalente a $30,5 mensuales si se encuentran al día y hacen uso de las bonificaciones vigentes”.

Valuación fiscal:

Actualmente el impuesto no se calcula sobre la valuación fiscal o catastral, sino que se aplica sobre el 60% de esa valuación. Se propone una modificación para calcular el impuesto sobre el 80% de dicha valuación y de esta forma corregir al menos parcialmente el gran desfasaje que existe. Por otra parte, destacó el Gobernador que las valuaciones fiscales son muy inferiores a los valores de mercado. Por su parte, el Ministro Palmieri dijo que “abundan los ejemplos para ilustrar lo distorsionados que están los valores, pero sólo para mencionarles, un departamento de 3 ambientes en un conocido edificio céntrico de Cipolletti está valuado a los efectos del impuesto inmobiliario en 40.863 pesos (paga el mínimo de 150 pesos), sin embargo su valuación fiscal o catastral es de $68.105, mientras que el valor de mercado no es inferior a 90 mil dólares y este inmueble pasará a estar valuado en $54.484.

Alícuotas y mínimos:

El mandatario provincial explicó que “se modifican las alícuotas actuales que van del 5,05 al 10 por mil por una nueva escala que va del 5,65 y llega hasta el 13 por mil. Esto le da mayor progresividad al impuesto, considerando la gran cantidad de contribuyentes que se encuentran en las categorías mas bajas, incluso luego de la reforma. Se incrementa el impuesto mínimo de $150 a $240”.

Baldíos:

Aquí se incrementan las alícuotas actuales que van del 10 al 20 por mil por una nueva escala que va del 20 al 30 por mil. Se incrementa también el mínimo de $150 a $350. Actualmente, existen un total de 62.715 predios declarados como baldíos, de los cuales 36.910 (58,8% del total) tributan el mínimo de 150 pesos anuales. “Lo que se busca con el incremento del mínimo y las alícuotas, es alentar la declaración espontánea de mejoras no declaradas por el perjuicio que generara pagar un mayor impuesto como baldío”, afirmó el Gobernador de la Provincia. “Esta progresión tributaria sobre los terrenos baldíos apunta también a desalentar la especulación inmobiliaria y a incentivar la producción y el desarrollo productivo”, agregó. Explicó el mandatario provincial que “las jurisdicciones en general gravan con mínimos más altos y alícuotas más elevadas a los inmuebles baldíos que a los inmuebles con mejoras, utilizándose en muchos casos alícuotas fijas. Sin embargo en este caso, mantuvimos la progresividad del impuesto gravando con alícuotas mas bajas a los terrenos de menor valor”.

Jubilados:

Se incrementa de $2800 a $3400 el monto de ingresos máximos para acceder a la exención en el Impuesto Inmobiliario para contribuyentes jubilados. Esto permitirá que más contribuyentes que vieron ajustados sus ingresos jubilatorios en los últimos años, puedan acceder a este beneficio.

Bonificaciones:

Se fijan las bonificaciones por pago en término en un 15%, excepto los inmuebles cuya valuación fiscal sea superior a $500.000, para los cuales se elimina la bonificación (1603 urbanos representando un 1,07%, 436 rurales -2%-) y se mantiene la bonificación adicional del 10% por el pago anual. Además, se incorpora una bonificación del 5% por adhesión al débito automático para todos los inmuebles, incluso los de valuación fiscal mayor a $500.000. “En línea con lo manifestado respecto a las bonificaciones de IIBB, se mantiene una bonificación del 50% para los inmuebles de empresas radicadas en parques industriales y para el 2012 el aumento se aplicará solo a aquellos que tengan cuotas pendientes y en la proporción que corresponda. O sea, para el que hizo el pago anual no tendrá impacto”, aseguró el Gobernador Weretilneck.

Automotor:

En este sentido, el mandatario provincial dijo que “veníamos detectando una fuga de patentamientos hacia otras jurisdicciones con menor carga fiscal, por parte de ciudadanos de nuestra Provincia. Se trata de una maniobra de `elusión fiscal´ que realizaban algunos contribuyentes utilizando la figura de la guarda habitual”. Añadió que “a efectos de combatir esta maniobra es que proponemos modificar la Ley base del Impuesto Automotor Nº 1284, y a partir de ahora todo aquel que tenga vehículos radicados en otra jurisdicción pero que pueda probarse que tiene su domicilio fiscal o real en nuestra Provincia y que desarrolla actividades en ella, será responsable de pagar el impuesto automotor”. El monto que haya abonado en la jurisdicción en la que tiene radicados los vehículos será tomado como pago a cuenta de la suma que deba abonar en Río Negro. “Ya estamos trabajando con la Dirección Nacional de Registro del Automotor y Créditos Prendarios (DNRPA) para cruzar datos e identificar estos casos. Aquellos que sean identificados recibirán la boleta del impuesto y la intimación al pago en su domicilio”. Agregó que esta situación se ha presentado también en otras jurisdicciones, que han implementado regimenes de similares características.

Bonificaciones:

Se fijan las bonificaciones por pago en término en un 25% para los vehículos cuya valuación fiscal sea igual o inferior a $120.000, y en un 10% para los vehículos cuya valuación fiscal sea superior a $120.000. En tanto, se mantiene la bonificación adicional del 10% por el pago anual. Además, se incorpora una bonificación adicional del 5% por adhesión al débito automático. Para el presente año, el aumento se aplicará sólo a aquellos que tengan cuotas pendientes y en la proporción que corresponda. Asimismo, se aclaró que el que hizo el pago anual no tendrá impacto.

Secreto fiscal:

En este aspecto, se propone modificar el código fiscal, facultando a la Agencia de Recaudación Tributaria a publicar periódicamente las nóminas de contribuyentes que registren deudas, falta de presentación de declaraciones juradas y/o cualquier otro tipo de situación irregular. Se faculta asimismo a la Agencia de Recaudación Tributaria a celebrar convenios con el Banco Central y con organizaciones dedicadas a brindar información vinculada a la solvencia económica y al riesgo crediticio, para la publicación de listados de contribuyentes o responsables deudores o incumplidores de las obligaciones fiscales. “En ambos casos se busca por un lado el castigo moral al exponer públicamente a aquellos que no cumplen con el pago de sus impuestos y por otro lado preavisar a los contribuyentes el inminente inicio de acciones legales tendientes al cobro de dichos impuestos”, afirmó.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario