El Frente Sindical acordó una suba superior al 40% para los municipales

El acuerdo alcanza a Soyem y UPCN. También ATE acordó con el Ejecutivo local, mientras que Sitramuci sigue fuera de juego. El aumento es escalonado y se terminará de pagar en 2019.

El Frente Sindical firmó un acuerdo con el Ejecutivo local para aplicar un aumento escalonado sobre los sueldos de los municipales, superior al 40 por ciento.

Incluye el 6 por ciento otorgado en enero pasado, y tres aumentos más en el año: del 11 por ciento con los haberes de marzo, otra suba equivalente que se verá reflejada en junio y un 12 por ciento para septiembre de este año.

Te puede interesar...

La firma también involucró al intendente Aníbal Tortoriello y al secretario de Hacienda, Edgardo Molinaroli.

Como el aumento es acumulativo sobre el básico, al final será del 46,27%, con la posibilidad de volver a negociar una recomposición salarial si se produce una corrida cambiaria o la inflación se dispara de forma sustancial. Así quedó establecido en el acta acuerdo, mediante una cláusula gatillo.

Si bien el Frente Sindical había solicitado una recomposición del 48 por ciento, advirtió el acuerdo rubricado con el Ejecutivo local los deja solo un punto y medio debajo.

Con estos valores, se informó que un municipal de la categoría promedio recibirá de bolsillo un incremento acumulado de 6.635 pesos durante 2019. “En septiembre, los compañeros van a cobrar de bolsillo un aumento total del 46,25 por ciento”, aseveró Marcelino Jara, de Soyem Cipolletti, uno de los gremios que integran el frente (el otro es UPCN).

Los referentes sindicales informaron que, en la mayoría de los municipios, los incrementos salariales rondaron entre el 20% y 29%, lo que hace que el presente acuerdo tenga una relevancia muy importante a nivel provincial y nacional.

“Creo que no fue mala la negociación. Dentro de la provincia y como están dadas las condiciones en el país, no sé qué Municipio dará un aumento del 40 por ciento, que además está sujeto a una cláusula gatillo, por lo que si hay una disparada cambiaria, automáticamente las partes se sientan para negociar otro aumento”, expresó el sindicalista.

Por otra parte, y aunque el acuerdo no lo incluye, se negocia también el pase a planta de los empleados que posean 10 o más años de servicio y la actualización del concepto BEAS –que reemplazó a la antigüedad- para los empleados de planta permanente.

ATE ya había anticipado que iba a arreglar con el Municipio, mientras que Sitramuci quedó fuera de la negociación. Para el Ejecutivo local no tiene voz ni voto porque carece de personería gremial.

Su líder Omar Meza continuará oponiéndose al acuerdo salarial alcanzado por otros sindicatos, ya que considera que la suba en cuotas pautada no les sirve a los trabajadores, en especial a los de las categorías más bajas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario