LMCipolletti crisis

El dólar blue complica aún más la venta de inmuebles

La distancia con la divisa oficial provoca incertidumbre al fijar valores.

La compraventa de propiedades está casi paralizada en Cipolletti y las operaciones, que vienen complicadas hace al menos dos años, están enfrentando una nueva dificultad. Se trata de la diferencia entre el dólar oficial, sometido a un severo cepo, y el dólar blue, que ha tenido una tendencia alcista en los últimos tiempos.

La distancia entre ambas variantes está distorsionando cada vez más el mercado sectorial, en el que la moneda extranjera es la que habitualmente fija el valor de las transacciones que implican cambio de dominio.

Te puede interesar...

Otros factores conspiran contra una mejora. Por un lado, el poco tiempo que lleva el gobierno nacional, lo que genera expectativas sobre su plan económico, que todavía no ha sido totalmente explicitado; y por el otro, la tradicional baja que se da en muchas actividades por el verano y las vacaciones.

Pero a partir de la aplicación de un duro cepo cambiario en la gestión macrista y su continuidad en la actual, a las perturbaciones existentes se han sumado las diferentes cotizaciones del dólar que se están haciendo notar cada vez más. En particular, el fenómeno dificulta y puede distorsionar las valuaciones de propiedades.

Ayer, el dólar oficial minorista se mantuvo en $62,99, en tanto que el blue aumentó 25 centavos y se posicionó a $76,50. Hay otras versiones para la comercialización de la divisa, entre las que se cuentan el llamado "contado con liquidación" que se posicionó en $77,39, con una leve baja de 15 centavos. Sin embargo, es el blue el que en estas situaciones de expectativas tiende a hacer más ruido.

El empresario inmobiliario Florentino Soules, quien preside desde el año pasado el Colegio Profesional de Martilleros y Corredores Públicos, manifestó que tanto la venta de terrenos como de viviendas y departamentos se mantiene frenada hace ya más de dos años. El único repunte en las transacciones se originó con la aplicación de los créditos UVA en 2016, pero entraron en crisis en 2018 por el impacto de la inflación sobre cuotas y salarios.

A partir de entonces, la posibilidad de operaciones quedó reservada para una minoría de mucho poder adquisitivo y que tiene ahorros considerables en dólares. Y si el panorama pintaba bravo, el despegue del blue lo complicó más.

Temen que los inconvenientes se profundicen

La distancia entre el dólar oficial y el blue se irá profundizando con el paso del tiempo si el gobierno nacional no cambia su plan económico y se resuelve a favorecer de una vez por todas a las pymes y demás sectores productivos que generan la riqueza del país pero que siguen castigados por los impuestos. El pronóstico lo formuló la vicepresidenta de la Cámara de Industria y Comercio, Natalia Chemor, quien lamentó que todavía no se vislumbren mejoras efectivas para el país, con un Estado y una clase política que mantienen sus políticas de corte recaudatorio. En este cuadro, recordó que la Argentina está “dolarizada” hace tiempo y que los sucesivos gobiernos insisten “en la pesificación”, pese a que la inestabilidad de la moneda nacional es ya una constante histórica. “La moneda de referencia es el dólar”, enfatizó, y dijo que, en unos rubros económicos más que en otros, las diferencias entre la divisa oficial y la paralela seguramente intensificarán “las complicaciones lógicas”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario