El cruce de Salto y Ruta 22 sigue siendo un peligro

Lamentablemente, la intersección de las tragedias y percances se mantiene como foco de riesgos para automovilistas, ciclistas y peatones.

A casi dos meses del accidente que le costó la vida al conocido vecino Sergio Pichipil, el cruce de Ruta 22 y calle Julio Dante Salto sigue tan peligroso y tan falto de medidas de seguridad como entonces. El tiempo transcurre y pareciera que las respuestas a los problemas viales se tardaran demasiado.

El jueves 21 de marzo, quien fuera organizador de los torneos Don Pedro circulaba en un Peugeot 308 cuando intentó cruzar la ruta y fue embestido por un camión, lo que le produjo grave lesiones que precipitaron su muerte.

Te puede interesar...

Pese a la conmoción y al dolor que generó el caso, lamentablemente en la actualidad el peligroso cruce sigue tan problemático como siempre. Cruzar la 22 para ir o volver de la Isla Jordán puede todavía resultar una proeza, ya que la falta de señalización, la ausencia de policías o inspectores de tránsito y el intenso movimiento vehicular hacen padecer a los conductores, a los ciclistas y a los peatones que se aventuran por el lugar.

Las cosas se vuelven más complicadas aún cuando se forman colas de vehículos que quieren pasar la ruta o proseguir por su cinta asfáltica y el apuro de algunos conductores hace poner nerviosos a todos a fuerza de bocinazos.

Muchas veces la decisión de continuar rumbo no está exenta de audacia e incluso de temeridad. La ley del azar pareciera ser la única vigente y la que determina el destino del tránsito, en espera de tiempos mejores en que el cruce se regule mejor. Mientras, las posibilidades de nuevos accidentes se mantienen elevadas.

LEÉ MÁS

Megabanda: anticipan duros reclamos de cárcel

El aniversario de Fernández Oro se festejó con una lluvia de anuncios

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario