El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
22% Hum
LMCipolletti Comercios

El comercio despide el año sin lograr despegar

En Navidad las ventas no fueron lo que esperaban y no hay optimismo por lo que pueda ocurrir para Año Nuevo. Expectativas mesurada por los Reyes Magos.

Las ventas de los comercios locales en Navidad no fueron buenas, salvo en algunos rubros puntuales, y ahora no se espera un gran movimiento para el cercano Año Nuevo. Las pocas esperanzas que quedan están focalizadas en la celebración, en enero, de la fiesta de los Reyes Magos, aunque esto solo para algunos rubros muy concretos, como son las jugueterías y las regalerías.

No ha sido un buen año, en general, para el sector mercantil cipoleño. La reactivación y el despegue definitivo pospandemia todavía se deja esperar y, por eso 2022, pasará como un año más de lucha y de intento por salir adelante.

Te puede interesar...

Sin embargo, en el comercio se sabe que enero, que es lo que se viene, es uno de los peores meses del año para la actividad. Es casi como un desierto con apenas algunos oasis para algunos sectores puntuales, como la venta de productos como las bebidas, los helados y algo de gastronomía.

Recién en febrero, cuando se acerque un nuevo período lectivo, se volverá a observar un nuevo envión. El consumo de productos escolares impulsa y saca de su letargo a unas cuantas cadenas de comercialización y, a partir de entonces, se pone en marcha otra vez con vigor la actividad mercantil.

Pero la actualidad es la actualidad y los datos marcan que la Navidad no fue lo que se quería y, es más, se observó una caída promedio del 2 por ciento en las ventas. Con algunos rubros, como el de zapatería e indumentaria que sufrieron un revés mucho mayor, con un 14% de descenso en las transacciones.

Lo que ayudó a mejorar el deprimente panorama fueron los sectores de regalerías y accesorios para celulares, donde sí hubo un crecimiento de las ventas, con lo que se pudo levantar bastante el promedio general, que, pese a todo, fue negativo.

En la Cámara de Industria y Comercio manifestaron este miércoles que, si el movimiento no fue bueno para la Navidad, prácticamente no se espera nada para Año Nuevo. En otras palabras, se cree que no se registrará un boom en las transacciones ni nada parecido y 2022 se despedirá así con un sabor más bien amargo.

Pero, los comerciantes son entusiastas y optimistas por naturaleza y hay algo de esperanza, algo de ilusión todavía para la celebración de Reyes. Sería un aliciente para una actividad mercantil como la cipoleña que quiere recuperarse plenamente y dejar atrás los tiempos oscuros.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario