El clima en Cipolletti

icon
Temp
79% Hum
LMCipolletti salidas

El capo narco Condorito Dávila logra sus primeras salidas tras 20 años preso

Fue habilitado a pasar un día con su hermana en Cipolletti; formaba parte del clan Montecino.

Luego de permanecer tras las rejas un poco más de 20 años, el capo narco cipoleño Sergio "Condorito" Dávila logró la aprobación de sus primeras salidas transitorias. El presidiario es el único integrante de la megabanda que lideraba Héctor Montecino que sigue preso y que no tenía beneficios excarcelatorios. El año pasado, su ex pareja, Susana Luna, accedió a la prisión domiciliaria.

La buena noticia para el hombre que cumple una pena de 15 años de cárcel efectiva por el delito de narcotráfico se conoció a principios de semana y, de forma inicial, se limitará a una salida de un día cada dos meses. La aprobación del beneficio se derivó de su buena conducta en las unidades penales federales y que se encontraba en condiciones de solicitar sus primeras salidas. "Teniendo en cuenta que se encuentran reunidos todos los requisitos legales, en principio y hasta evaluar su evolución extramuros, considero ajustado a derecho incorporar al interno Sergio Rubén Dávila a un Régimen de Salidas Transitorias", precisó el juez federal de Ejecución Penal de General Roca.

Te puede interesar...

Dávila deberá hacer uso de sus salidas bajo la responsabilidad de una hermana, que tiene su domicilio en calle Brasil, en Cipolletti. La mujer no solo deberá ir a buscarlo a la cárcel federal de Neuquén sino también acompañarlo cuando regrese. Asimismo, por la situación de pandemia, el magistrado interviniente indicó que se deberán tener presentes las debidas medidas de precaución.

Al igual que el fallecido Montecino, Dávila recibió una de las penas más abultadas por narcotráfico debido a que fue considerado uno de los cabecillas de una megabanda. Mientras que al primero se le atribuía el manejo de la venta de marihuana, al segundo se lo señaló como el encargado de comercializar cocaína. Mediante escuchas telefónicas, la Policía pudo comprobar que los dos cipoleños habían entablado una entusiasta amistad en la cárcel federal de Roca y que, desde ese lugar, administraban su pujante negocio ilícito. Finalmente, en 2013, fue desbaratada la organización y, al año siguiente, condenados el conjunto de sus integrantes.

De esta forma, Dávila perdió todos los beneficios excarcelatorios y recién en las próximas semanas, volverá a gozar de un poco de libertad.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
10% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
90% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario