DVN: corren la polémica antena de telefonía

Los vecinos se quejaron porque la habían instalado en una plaza.

Al final, mudarán la polémica antena de telefonía celular que se levantó en una plaza del Distrito Vecinal Noreste, y por la que los vecinos se organizaron para juntar poco más de 160 firmas y erradicarla, con el único propósito de defender el espacio de encuentro y recreación que tiene el barrio.

“El intendente -Aníbal Tortoriello- nos recibió e informó que nos podíamos quedar tranquilos porque se había dispuesto otro sector. No nos dijo dónde, pero nos dio esta solución y estamos muy contentos”, expresó el vecino Cristian, uno de los referentes del reclamo.

Te puede interesar...

Consultado por el destino de la antena que tanto revuelo causó, el director general de Desarrollo Territorial, Roberto Bianchi, confirmó que se instalará al lado de la planta elevadora de líquidos cloacales que está en inmediaciones de la calle Illia y el canal P2.

Desde la Municipalidad ya se lo propusieron a la compañía telefónica y no hubo inconvenientes.

Por fortuna, en ese lugar no hay población cercana y la antena, además, cumplirá el doble propósito de mejorar el servicio de telefonía celular en la zona, sin confrontar con los vecinos por el uso del único espacio verde que tienen.

“Está al límite del área, en función del alcance que tiene la antena, y creemos que ahí no tendrá dificultades”, comentó el funcionario municipal.

La empresa estuvo de acuerdo y, de hecho, ya hizo mediciones en el lugar. En tanto, la estructura que llegó a levantar, en principio, no se tirará abajo, porque los vecinos querían recuperar ese espacio para guardar herramientas de uso comunitario.

“El intendente nos recibió e informó que nos podíamos quedar tranquilos porque se había dispuesto otro sector. No nos dijo dónde, pero estamos muy contentos”, dijo Cristian, uno de los vecinos que impulsó la protesta por la antena.

Es cierto y se entiende que nadie quiere tener una antena al lado de su casa, pero Bianchi recomendó informarse bien para echar por tierra mitos, dudas o datos falsos.

Esto viene a cuento de los supuestos perjuicios que pueden tener las antenas sobre la salud de la población. Sostuvo enfáticamente que “es más nefasto estar con el celular debajo de la almohada o mucho tiempo en la oreja”, y agregó: “Todos usamos celulares, pero no queremos que haya antenas, y la tecnología que tenemos es esa”.

Según la Organización Mundial de la Salud, ninguno de los estudios realizados por autoridades públicas de diversos países sobre la incidencia de los campos electromagnéticos en el entorno cotidiano “ha concluido que los niveles medidos pueden producir efectos perjudiciales para la salud”.

LEÉ MÁS

El turismo inyectó en la provincia $239.064.316 en Semana Santa

Isla Jordán: se les quemó la casa por un cortocircuito y perdieron todo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario