Duraron poco las medidas de fuerza en el hospital

Arrancaron tras la renuncia de la jefa del área de lavandería, pero finalmente hubo acuerdo, la mujer volvió a su cargo y se calmaron las aguas.

Las medidas de fuerza cesaron rápidamente en el Hospital Pedro Moguillansky, cuando el servicio de lavandería, en conflicto, llegó a un acuerdo con la dirección de la institución y el Ministerio de Salud. La falta de recursos humanos que denunciaban sigue existiendo, pero al menos se descomprimió la situación con un plus de 160 horas extras que facilita la cobertura durante los fines de semana y un ingreso extra para los trabajadores sanitarios.

En esas condiciones, la jefa del servicio retomó su cargo, ya que había presentado su renuncia a pesar de que las autoridades no se la habían aceptado y hoy se encontraba trabajando con normalidad, junto a su equipo de trabajo. En total, son seis trabajadores, pero desde ATE Salud indicaron que necesitan ser 10, por lo que se vuelve necesaria la contratación de por lo menos cuatro más.

Te puede interesar...

“Con la buena voluntad de todos, pudimos encontrar una solución inmediata y la gente del lavadero ya está trabajando con normalidad”, dijo el referente de ATE en Cipolletti, Jorge Núñez.

Otro conflicto

Otro de los frentes abiertos en el hospital cipoleño está relacionado con la falta de camilleros, situación que empujó a los enfermeros a negarse a hacer esa tarea para la cual no fueron contratados.

Más allá de algunas promesas de resarcir la falta de personal en esa área, la situación sigue de igual manera y el malestar entre los trabajadores va en aumento con el paso de los días.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario