Duermen en la calle para sacar turno con el pediatra

En el Mapu la demanda sobrepasa la capacidad del hospital

Vecinos del Anai Mapu pasan toda la noche en vela y muertos de frío para conseguir un turno. Ocurre la madrugada de cada miércoles, cuando las mamás y los papás se acercan hasta la salita de salud para asegurarse el control del niño sano que requieren sus pequeños.

“No sé por qué no dan más turnos, es lo que nos preguntamos, hay muchos niños en el barrio”, indicó Mary Flores, una mamá que hizo vigilia desde las 22 del martes hasta las 8 de ayer, cuando el centro abrió y pudo acceder a turnos para sus hijos mellizos de 7 años.

Te puede interesar...

“Cuando llegué era la número 15, siguió cayendo gente, y solo dan 20 turnos por semana para control de niño sano, por lo que más de 30, seguro, se quedaron afuera. Algunos suplicaban por un turno”, comentó.

Con frazadas, acolchados y ropa de abrigo intentaron combatir la noche helada. Había mamás con bebés en brazos que no pudieron dejarlos al cuidado de otras personas, niños durmiendo en el piso, debajo de una colcha, y rondas de mate entre los adultos para mantenerse despiertos. “El año pasado me pasó lo mismo. Llegué a las 20 por un turno y era la tercera. La atención no mejora, es igual”, recordó Mary.

En diálogo con LM Cipolletti, el jefe del Departamento de Actividades Programadas para el Área (DAPA), Eduardo Miranda, dijo que “la única solución es que ingresen más médicos o pediatras al sistema de salud”. De esta manera, podrían ampliar el horario de atención por la tarde, que es el plan a seguir en el Mapu, para absorber la demanda.

Se entregan 20 turnos por semana y solo en una noche se reúnen más de 30 personas para tratar de conseguirlos. Algunas acampan con sus hijos.

Reconoció el problema y expresó que es una preocupación y que se están ocupando, pero advirtió que “salvo la reválida de los títulos de profesionales venezolanos, no hay en la zona médicos que presenten su CV con intenciones de trabajar en el sistema público. Se van al privado”.

En medio de todo, fue un consuelo para estos padres que el personal de la comisaría los dejara pasar al baño y calentar agua para el mate. Aun así el frío era insoportable y había que mantenerse con los ojos bien abiertos porque si se dormían, corrían el riesgo de quedar últimos en la cola, por la avivada de gente que no respeta el lugar del otro, o ser víctimas de un hecho de inseguridad.

“Es inhumano pasar la noche con tanto frío por un turno, un sacrificio enorme, solo por un turno, y una falta de respeto”, consideró la vecina del Mapu, quien reclamó una “atención digna” para todos.

La falta de turnos para los controles de niños sanos no es un hecho aislado, por cuanto otros centros de salud presentan la misma problemática. “La mayor demanda se presenta con los niños, ahí tenemos un faltante de médicos”, indicó Miranda.

La situación de la salita del Mapu

Turnos para bebés y niños

La atención de bebés y niños “ocupa gran parte del turnero”. A las 20 citas semanales para el control de niños sanos, “hay que agregarles 50 o más turnos protegidos para bebés de hasta seis meses”, explicó Eduardo Miranda, jefe del DAPA.

Más médicos

El objetivo de Salud es contratar más profesionales, aunque advierten que son pocos los que se ofrecen. “La idea es conseguir un médico para que atienda la demanda por la tarde, ya que de mañana no hay más consultorios disponibles”, dijo Miranda.

LEÉ´MÁS

Uatre protestó en Cipolletti por la deuda de Ecofrut

Con los alegatos y tras una jornada intensa, mañana finaliza el juicio al ginecólogo que impidió un aborto

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario