Definen nuevo juez por el caso de  policías acusados de vejaciones 

Se trata de la causa en el que un adolescente perdió un ojo por un disparo policial.

El proceso contra dos policías cipoleños condenados por provocarle la pérdida de un ojo a un menor todavía no está cerrado por varios recursos. Ante la recusación del juez Mario Altuna, todavía no hay una definición respecto de la sentencia que condenó a dos policías de la Subcomisaría 79, que le provocaron la pérdida de un ojo a un adolescente de 15 años durante un violento procedimiento en el barrio de las 1200 Viviendas. El proceso se trasladará a Viedma para definir la presentación impulsada por la parte querellante, luego se hará la audiencia de impugnación. El fallo del tribunal integrado por Guillermo Baquero Lazcano, Florencia Caruso y Laura Gonzá- lez Vitale todavía no está firme porque tanto la fiscalía como la querella y la defensa mostraron sus intenciones de recurrir lo resuelto.

En concreto, los jueces declararon responsables a Mario Leiton y Matías Gutiérrez de los delitos de vejaciones y lesiones graves y les impusieron penas de 4 y 2 años de prisión respectivamente. Todos quedaron disconformes y los que abrieron el debate fueron los defensores, con múltiples críticas al tribunal. “Es realmente paupérrimo el veredicto”, se despachó el abogado particular Gustavo Lucero en diálogo con este diario. Fue apenas había concluido el juicio oral, donde Leiton y Gutiérrez fueron declarados responsables del hecho ocurrido hace casi tres años. Un tercer policía fue beneficiado con la absolución. El enojo de Lucero se concentró en Baquero Lascano, quien no se guardó nada a la hora de repasar la parte resolutoria de la sentencia, retando con énfasis a los acusados: “No había ninguna necesidad de hacer lo que hicieron”. Y más allá de los encontronazos del proceso inicial, hubo un segundo round protagonizado por la querella, muy molesta por los castigos que recibieron Leiton y Gutiérrez. La representante de la familia de la víctima, Victoria Naffa, había requerido fuertes castigos de 5 y 13 años de cárcel efectiva y no ocultaron su sorpresa y fastidio cuando tomaron conocimiento de las penas impuestas a los dos policías de la 79

Una demorada impugnación

Argumentos: las partes intervinientes en el proceso por vejaciones deberán trasladarse a Viedma y en una audiencia la querella explicitará los motivos de la recusación del juez Mario Altuna, quien fue jefe de la Policía rionegrina. Clausura Apenas se decida la situación de Altuna, quien podría ser reemplazado o confirmado si es que no se advierten motivos para su invalidación, se concretará la definitiva y trascendental audiencia de impugnación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario