El clima en Cipolletti

icon
28° Temp
22% Hum

Cuando Isabel Sarli desplegó su erotismo en las calles y paisajes de San Martín de los Andes

En los años '60 y '70 diversos lugares emblemáticos de la localidad cordillerana fueron escenario de películas protagonizadas por uno de los íconos del cine argentino.

“Mucha gente va a saber que existe un lugar llamado San Martín de los Andes, que se ve así, y, por eso, va a querer venir a conocer el lugar y va a haber turismo”. Fue la categórica respuesta de Marcel Zenklusen cuando un funcionario de la Dirección General de Turismo provincial le cuestionó que haya tenido la “descabellada idea” de cederle el edificio de la intendencia del Parque Nacional Lanin al cineasta Armando Bó para que filmara allí la película “Fuego” protagonizada por Isabel Sarli, considerada uno de los mejores films con las que revolucionaron el cine erótico.

Corría el año 1969, el país era gobernado de facto por el militar Juan Carlos Onganía y las películas del dúo Bó-Sarli no solo eran prohibidas sino consideradas pecaminosas. Marcel Zenklusen, artífice europeo del esquí, había sido contratado tres años antes por la Dirección General de Turismo y Termas del Neuquén con el objetivo de hacer de San Martín de los Andes un centro turístico de primera categoría. En eso pensó el suizo cuando le abrió las puertas del edificio de la intendencia de Parque Nacional Lanín (actualmente Centro de Visitantes y Museo del Parque Nacional Lanín) al cineasta y a esa mujer que ya se había convertido en el gran símbolo sexual del cine argentino del siglo XX, y que juntos conformaron una dupla imbatible en la pantalla y que en la vida real vivían una gran historia de amor.

Te puede interesar...

Ante la respuesta de Zenklusen sobre la importancia de dar a conocer lo atractivo de la localidad cordillerana, aquel funcionario se retractó: “Si es así, está muy bien que los haya dejado filmar ahí”. Nadie podía imaginarse que este film, que cuenta la historia de Laura (interpretada por la actriz y vedette), una joven que se dedica a bañarse en el río, acompañada por Andrea (Alba Mujica), su sirvienta, enamorada de ella, y Carlos (Bó), un hombre de mucho dinero, que espía a Laura bañándose, luego la conoce y comienzan una intensa relación, se volvería una película de culto. La misma se estrenó primero en Nueva York, en 1969, y dos años después en Argentina como consecuencia de las censuras de las dictaduras de Onganía y el general Roberto Levingston.

isabel sarli lago.jpg
Isabel Sarli en las aguas del lago Lácar, uno de los escenarios donde se filmaron las escenas de

Isabel Sarli en las aguas del lago Lácar, uno de los escenarios donde se filmaron las escenas de "Fuego".

Tomás Iglesias, guía de turismo de San Martín de los Andes, señala que a fines de los '60 y mediados de los '70, la localidad se volvió escenario de diversas películas, entre ellas la protagonizada por la "Coca" Sarli. Rescata de esta producción de Bó, "el uso de distintas locaciones como la ex intendencia del Parque Nacional Lanín, que fue utilizada como si se tratara del casco de una estancia, la costanera del lago Lácar, el Juzgado de Paz, la Residencia Villa Bibi -actualmente "La Casa de Eugenia"- y la plaza San Martín como también la escena en la que se ve a Sarli caminando por la calle San Martín, muy transitada en la actualidad". Además, precisó Iglesias, se filmaron escenas en exteriores "que corresponden a puntos turísticos actuales como las pistas del actual centro de esquí del cerro Chapelco, y los miradores Arrayán y Bandurrias".

“Ella caminó por esta vereda, enfundada en un tapado de piel que acentuaba su condición de fiera desenjaulada, en busca de aquellos hombres que la tildarían de loca para ocultar su miedo a ser devorados por esa pura voluptuosidad argenta. Con su carterita y sus botas plateadas cual modesta barbarella, recorrió la avenida desde el viejo edificio de Parques Nacional hasta la estación de servicio, primero para revelarle al hombre que leía el periódico que era ella la noticia, la buena nueva de los pechos prisioneros que se rebelaban contra la tiranía de la mojigatería; luego, para petrificar al mirón de suéter marrón y camisa a cuadros con sus tetas-medusa, y así dejarlo abandonado a su estupor”, escribió el escritor sanmartinense Marcelo Gobbo, recreando las escenas del andar sensual de la "Coca" Sarli por la avenida San Martín entre Juan Manuel de Rosas y Capitán Drury con un tapado de piel y unas botas altas.

Armando Bó fue quien se encargó de producir, dirigir y escribir los diálogos de la película, como también representó el personaje de Carlos.

edificio parques nacionales.jpeg
El edificio de la intendencia del Parque Nacional Lanín fue el lugar donde se filmaron algunas de las escenas de la película

El edificio de la intendencia del Parque Nacional Lanín fue el lugar donde se filmaron algunas de las escenas de la película "Fuego" protagonizada por Isabel Sarli, gran símbolo sexual del cine argentino del siglo XX.

A las escenas de ese triángulo amoroso en el edificio de Parques Nacionales se suman las del lago en cuyas aguas –como si tuviera temperatura del Caribe- se baña la actriz, mostrando sus pechos y saliendo desnuda caminando como una diosa, “como una Afrodita de lago frío, una Afrodita del sur del cono Sur”, como expresó la escritora Gabriela Cabezón Cámara, en un artículo donde rescata su escena favorita de “Fuego”.

No sólo el suizo Zenklusen le abrió las puertas del viejo edificio de Parques Nacional a la dupla sino también aparece integrando el elenco de "Fuego", que completó su rodaje en la ciudad de Nueva York. "Marcel aparece en la película representando a uno de esos hombres a los cuales ella se le insinúa mientras camina por las calles de la ciudad", comenta Gobbo.

Pero no será la única vez que Sarli-Bó eligieran los hermosos paisajes fríos de San Martín de los Andes para dar rienda suelta a su pasión de hacer películas. Cinco años después de aquella primera incursión en tierras sanmartinenses, filmaron “Insaciable” en la que una ninfómana que tiene un marido médico quien alienta sus infidelidades con numerosos hombres. Insaciable, dirigida por Bó sobre su propio guión fue producida entre 1976 y 1979, con la actuación de Jorge Barreiro, Santiago Gómez Cou, en los roles principales.

Es una de las películas más explicitas, que generó la prohibición por parte de la última dictadura militar y que recién se pudo dar a conocer en los albores de la democracia, más precisamente en 1984, cuando Armando Bó ya había fallecido. Se exhibió con otros títulos como “Sed de amor”, “La viuda insaciable”. “La atmósfera candente de Insaciable se aplaca en la fría temperatura de San Martin de los Andes. La mujer recorre el sur argentino buscando amor; mientras su marido intenta encontrar una solución para esa enfermedad; aunque los deseos sexuales de Carmen la seguirán hasta el fin de sus días”, describe una de las sinopsis del film.

sarli y armando bo.jpg
La

La "Coca" Sarli y Armando Bó en una de las escenas de "Fuego", filmada en San Martín de los Andes a fines de los años '60 y considerada una de las mejores películas con las que revolucionaron el cine erótico.

Marcelo Gobbo aclara que en Insaciable el pueblo de San Martín de los Andes ya no es el mismo, “parece otro” porque a diferencia de lo que ocurrió con “Fuego” ya no se ven las calles, su gente. “Apenas interiores y vistas, postales panorámicas, y un balcón turístico con mesas cubiertas por manteles que resisten al viento", señala el escritor, quien asegura que esas escenas, en la que aparece la pareja Sarli-Bó conversando se hicieron en la parte de la confitería del Hotel Sol de los Andes, emplazado sobre las alturas del cerro Comandante Díaz con una vista fantástica de la ciudad y del lago Lácar, inaugurado en 1974 y abandonado desde hace varios años.

La mujer que había estudiado para ser secretaria bilingüe y jamás pensó en convertirse en una estrella del cine recordó dos escenas de aquel segundo rodaje en la localidad neuquina. La primera, en la que “Armando se está bañando y yo, toda loca de deseo, me tiro en la cama y pongo las dos piernas sobre mi cabeza”. La segunda, la más divertidas de todas según la actriz, cuando “veo a todos bailando desnudos, es una escena bárbara”.

En su libro "Nombres propios", Gobbo rescata una escena que Bó filmó en “Insaciable” y, acaso, responde a esa idea primigenia que se le había cruzado al audaz suizo Zenklusen. “En una escena, una hilera de esquiadores disfrutan de la nieve en Chapelco, tan sonrientes como ajenas al dramón ninfomaníaco que las rodea”. Y se pregunta “se trataría de aquellos primeros turistas que habían venido a conocer la ciudad, atraídos por lo que el impulso de Marcel había logrado y, tal vez, por qué no, por las chispas del incandescente fuego de la Coca?”.

San Martin de los Andes el cine y la televisión.mp4

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario