El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
34% Hum

Crisis y despidos en la Fruta

Un galpón dejó a 90 obreros en la calle y otro manda 30 a la chacra.

La crisis frutícola se agudiza en el Alto Valle rionegrino y ya no son sólo los chacareros quienes van quedando en el camino. Desde hace tiempo, la cadena productiva está en riesgo y en las últimas temporadas comenzaron a sentirlo los galpones de empaque, tanto los grandes como los gestionados en forma cooperativa. La cosecha que acaba de comenzar no es la excepción: más de 100 puestos de trabajo están en peligro.

Ayer se conoció que la cooperativa de trabajo Fruti Oro, de Fernández Oro, no tiene intenciones de trabajar esta temporada y dejaría en la calle a 90 empleados. También Moño Azul en Roca hace peligrar el puesto a otros 30 trabajadores proponiéndoles contratos por fuera del marco legal.

Te puede interesar...

Según explicó Rubén López, secretario general del sindicato de la fruta, los empresarios a cargo de la cooperativa Fruti Oro expresaron formalmente la determinación de cerrar el emprendimiento, dejando en la calle a todo su personal.

“No fundamentaron el cierre porque no fueron afectados ni por granizo ni por problemas económicos y dicen que no hay fruta. Es una excusa para abandonar y cerrar”, expresó López.

Agregó que la compañía no presentó la quiebra ni ningún documento que acredite el fundamento para no trabajar en la temporada 2017. En los últimos meses, el sindicato realizó diversos reclamos salariales por el achique de la industria frutícola. En la mayoría de los casos, según ha planteado López, se trata de decisiones empresariales, no de problemas económicos urgentes e insalvables.

Respecto de la condiciones en Moño Azul, de General Roca, el sindicalista y legislador provincial dijo desconocer la situación.

Según informó la agencia de noticias ANRoca, la empresa frutícola les propuso a 30 trabajadores el traslado a Villa Regina, el pase a trabajo de chacra o bien un contrato por 45 días en el sector de mantenimiento.

Los empleados que se negaron a abandonar sus tareas rechazaron la propuesta ya que, según explicaron, implica perder la antigüedad, el puesto y lleva a una mayor inestabilidad laboral. Tras una asamblea, definieron presentarse el lunes a cumplir horario y trabajar la temporada a la espera de una respuesta favorable, y cuentan con que los acompañará el gremio.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario