Crece la necesidad de un edificio judicial propio

En reducidos espacios, funcionarios y empleados desempeñan a diario sus tareas. Todos están ilusionados con la Ciudad Judicial cipoleña.

En el Poder Judicial cipoleño aumenta el malestar por la falta de edificio propio y la demora en el inicio de la construcción de la Ciudad Judicial.

Funcionarios y empleados cumplen tareas en las oficinas del Poder Judicial en Cipolletti, con espacios muy reducidos y casos como el del Ministerio Público Fiscal, donde se pueden observar hasta seis personas o más cumpliendo sus funciones en pequeños habitáculos.

Las quejas llegaron hasta el Superior Tribunal de Justicia, cuyos integrantes comparten el malestar. “Una situación que me angustia bastante es ver el predio de la Ciudad Judicial abandonado. No les puedo explicar la cantidad de veces que estamos reclamando y accionando”, planteó hace un tiempo el juez Ricardo Apcarian. Sin embargo, el reclamo orgánico de la Justicia no ha permitido destrabar el conflicto entre el Ejecutivo y la empresa a cargo de la obra.

La falta de espacio también aqueja a las salas de audiencias de Urquiza y España, que se ven desbordadas en causas de envergadura y apenas hay lugar para los acusados y la fiscalía.

La expectativa de tener un edificio propio aumenta aunque todavía parece una quimera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario