Contención y talleres en el refugio

Además de contar con abogados y psicólogos, el hogar para mujeres golpeadas también dictará cursos para quienes necesiten buscar trabajo.

El intendente Aníbal Tortoriello presentó ayer el programa de atención a las víctimas de violencia de género que contempla el funcionamiento de un refugio para casos extremos, en los que mujeres y niños necesiten de un hogar para poder alejarse del violento.

Tortoriello aseguró que la apertura del hogar –se hará efectiva el lunes– surgió del trabajo realizado por el concejo Deliberante en la elaboración de la ordenanza 323/17, “constituyendo un lugar de asistencia psicosocial y jurídico especializado de carácter de protección integral y de promoción de los derechos de la mujer”.

El hogar funcionará en una vivienda remodelada por el Municipio para que convivan hasta nueve personas en tránsito. Cuando una mujer necesite ayuda, recibirá el apoyo de psicólogos y abogados, quienes serán los pilares en los que se podrá apoyar para normalizar su vida. El objetivo es que en un lapso no mayor a tres meses puedan avanzar con una causa judicial contra los agresores y haber encontrado un lugar seguro para vivir.

El tiempo de permanencia en el lugar dependerá de cada situación en particular. Además, las mujeres que lo deseen podrán realizar talleres para luego salir a buscar trabajo.

El equipo interdisciplinario contará, además, con asistentes terapéuticas, asistentes sociales, personal administrativo y de limpieza.

En la adaptación de la vivienda se invirtieron unos dos millones de pesos y ya está todo listo. Por motivos de seguridad, la ubicación no fue relevada, aunque durante la presentación el Municipio exhibió imágenes de cómo será el refugio.

Además del trabajo de los especialistas, el programa contempla una interacción permanente con el servicio de violencia familiar Ruca Quimei y del Área de la Mujer, la Policía, el hospital y el Poder Judicial.

Martha Moreno, secretaria de Familia, dio algunos detalles de los trabajos que desarrollan dichos programas con 30 años de trayectoria, y destacó la decisión de trabajar en conjunto para dar respuestas a las víctimas de violencia machista, ya que la ciudad está al tope de los casos que se inician en comisarías y fiscalías. Por esta situación, la Policía ya había creado una comisaría especial para tratar este tipo de casos, pero los movimientos de mujeres reclamaban una asistencia mayor que les garantizara contención a las víctimas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario