Consultora analiza la construcción de una autopista de cuatro carriles en plena ciudad 

Quieren ensanchar la Circunvalación Perón. El proyecto quedará para Di Tella.

El Municipio contrató a una consultora de Buenos Aires para diseñar la ampliación de la Circunvalación Perón, entre la Ruta 65 y la Illia. El proyecto ejecutivo tiene que estar listo en 180 días, pero a la gestión de Aníbal Tortoriello le queda menos tiempo, por lo que el próximo Gobierno tendrá que llegar a término con el contrato y, si consigue el dinero, impulsar a la obra.

La ampliación que diseña la empresa que ganó la licitación supone ensanchar la avenida a cuatro carriles, de siete metros por calzada, con espacio en el centro para habilitar giros y otras maniobras, más dos canteros en los laterales, que la separarán de las colectoras, las cuales a su vez tendrán banquinas para estacionar.

Te puede interesar...

La ampliación en mente es una obra que ya no se puede postergar más, debido al alto tránsito que se conduce por esta vía, sobre todo, después que se habilitó el tercer puente. Sin embargo, tampoco será tan fácil iniciar los trabajos porque es una obra que el Municipio calcula en 300 millones de pesos, y sin contar que la devaluación puede disparar ese valor mucho más. Tal vez la próxima gestión pueda dar el primer paso, si avanza por etapas.

“Cuando nos estemos yendo, el proyecto va a estar bastante encaminado. Quedará pendiente lo que adorna, cuestiones que son complementarias, como el alumbrado. Después habrá que conseguir el dinero. Ojalá la gestión que viene tenga posibilidades de lograrlo, por más que lo haga por etapas”, evaluó el actual secretario de Obras Públicas, Héctor Melo.

En diálogo con LM Cipolletti, el funcionario municipal comentó que el contrato con la consultora fue rubricado el 15 de agosto. La Municipalidad le pagará alrededor de $6 millones para que deje el proyecto ejecutivo terminado.

De acuerdo al borrador y al anteproyecto, habrá una colectora a cada lado de la Circunvalación, que en algunos tramos ya existe. “Se hará en espacios disponibles, por lo que no habrá que expropiar. Eso es importante porque acorta los plazos. A lo sumo se tocará un poco alguna ochava, pero nada más”, comentó Melo.

Una-autopista-de-cuatro-carriles-en-plena-ciudad.jpg

Además, se gestiona, en acuerdo con el Consorcio de Regantes, la construcción de otra casa de su propiedad, en reemplazo de la que tiene a la altura de Bolivia, y que hay que demoler, ya que por ahí sí pasará una colectora.

Estas colectoras, a su vez, estarán separadas por canteros de cuatro o cinco metros de ancho. Del lado este, la idea es que se traslade ahí la línea de media tensión que tiene Edersa, donde también se encuentra un canal de riego y se trazará una ciclovía.

Del lado oeste va a quedar un cantero, desde las vías del tren hasta la calle Yrigoyen, que sería de dimensiones variables, ya que a la altura del barrio Luis Piedrabuena hay un tramo donde no es posible reservar cuatro metros. Por eso, en ese punto se evalúa la colocación de un guardarrail para separar la colectora oeste de la Autovía.

Esas dos colectoras, además, tendrán banquinas, y están pensadas para todo el flujo automovilístico que se dirige a los barrios, colectivos y camiones de recolección de basura. También se prevé un desvío por calle Mosconi para desviar al tránsito pesado.

La Autovía será de cuatro carriles, de siete metros por calzada, dos de ida y dos de vuelta, de sur a norte, con un espacio en el centro, que podrá ser utilizado también por los automovilistas, pero no para circular, sino para estacionar de emergencia o realizar giros.

Habrá muy pocos cruces para agilizar el tránsito

El proyecto diseñará algunos cruces, pero los menos que se pueda, justamente para agilizar el tránsito. Posiblemente se habiliten a la altura de las calles Molina Campos, Yrigoyen, Alem, con una rotonda, Bolivia, Venezuela y dos más en el Parque Industrial (Saturnino Franco y Domingo Savio). “Todo el tránsito que se pueda se sacará por las colectoras. La idea es que el tránsito pesado se desvíe por calle Mosconi y solo los que tengan que ir al tercer puente se dirijan por la Autovía”, comentó el secretario de Obras Públicas, Héctor Melo. El funcionario advirtió que si bien esta es una obra que la gestión actual no va a poder realizar, trasciende los gobiernos, como ocurrió con el pluvial que se pergeñó hace muchos años y la administración de Tortoriello decidió ejecutarlo para evitar los desastres de futuros temporales de lluvia. “Es importante contar con esta ampliación. Después del tercer puente, el tránsito vehicular cambió; y el crecimiento solo te va llevando. Va a haber que empezar a invertir, por lo menos en tramos”, consideró Melo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario