Todo indica que el trabajador recibirá el máximo castigo que contempla el Código Penal argentino, prisión perpetua, y que continuará tras las rejas en los próximos años. De igual modo, desde la defensa oficial, a cargo de Silvana Ayenao, se anticipó en los alegatos que habrá una impugnación de la sentencia con la ilusión de que sea revisada y se dicte una resolución a favor del hombre condenado por matar al padre y abusar de su pareja.

Te puede interesar...

Otra alternativa que se baraja para Ibáñez Sepúlveda es que, a pesar de una condena a perpetuidad, tenga la posibilidad de salir a trabajar. Este sería uno de los pedidos de su defensora y que tendría el respaldo de su empleador, que todavía no lo despidió.

LEÉ MÁS

Pidieron perpetua para el chapista que mató a su papá

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario