Conductores a los saltos por la Illia: hay 18 badenes

Están en la zona recientemente pavimentada. Esta situación genera problemas para la circulación de vehículos de emergencia.

A lo largo de la traza de la calle Presidente Illia, asfaltada por la actual administración con fondos de Nación, hay unos 18 badenes que dificultan la circulación, haciéndola muy lenta y convirtiéndose en un riesgo para quien, por distracción, desconoce o no tiene en cuenta su presencia.

La terminación el año pasado de los trabajos de pavimentación mereció cálidos elogios, pero con el tiempo surgieron serios cuestionamientos por las roturas que evidenció la superficie todavía con muy poco uso. Además, resultó que sus dos carriles disponibles son muy estrechos y apenas facilitan el creciente tránsito por el sector.

Sin embargo, poco se ha dicho sobre la “zona de badenes” con que señaliza el Municipio a la increíble proliferación de este tipo de elementos viales, que agobian y molestan la conducción de vehículos. Diseñados principalmente para evacuar precipitaciones hasta un canal paralelo a la arteria, representan, sin embargo, un obstáculo para la circulación.

En caso de mucha urgencia, para una ambulancia o para un patrullero pueden convertirse en un inconveniente, ya que conducir a una velocidad mayor a la mínima aconsejable puede ser peligroso.

El hecho es que la pavimentación de la Illia se ha cargado de polémica, y en el Municipio observan con detalle tanto el proyecto original como la labor de la empresa que concretó los trabajos. Son 2,4 kilómetros de calle que comunican El 30 y el sector norte del Distrito Vecinal Noreste con el resto de la ciudad, y por ello es una vía de mucha gravitación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario