Con la lluvia del domingo volvió el miedo en los barrios cipoleños

El último evento atmosférico se destacó por la gran caída de precipitaciones. En algunos sectores hubo anegamientos.

El intenso y prolongado aguacero de la noche del domingo y las primeras horas del lunes reportó 18 milímetros de precipitaciones. En promedio, durante enero no suelen caer más de 13 o 14 milímetros de lluvia, con lo que la gran tormenta ya superó la marca del mes por sí sola. Como siempre, hubo inconvenientes en los barrios más necesitados, pero también se conocieron problemas en un sector poblacional acomodado, como lo es Los Tordos, donde algunas calles se vieron anegadas por el fenómeno.

Al parecer, una obra que lleva adelante el Municipio en Circunvalación Perón, en el límite barrial, no permite que el agua de las precipitaciones escurra como sería deseable. Para los vecinos resultó bastante molesto transitar por arterias que se vieron inundadas durante varias horas.

Todo indica que la comuna deberá prever los mecanismos para que futuras lluvias no afecten otra vez a los residentes. Para los próximos días están pronosticadas nuevas precipitaciones, así que todo dependerá de su intensidad.

Pero el aguacero de la víspera no solo afectó a Los Tordos. En los asentamientos, con calles de tierra precariamente afirmada, el temporal también dejó un saldo negativo, como ocurre cada vez que el tiempo castiga. En el Barrio Obrero, por caso, las acumulaciones de barro y agua volvían ayer muy difícil la circulación.

A todo esto, según las previsiones de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, para hoy se aguarda una jornada con cielo despejado, salvo muy temprano, y una temperatura que podría trepar a los 31º, con vientos que oscilarán entre los 28 y los 49 kilómetros por hora. Para mañana, en tanto, se anticipan 28º y vientos de hasta 51 km/h.

El jueves, por su parte, se podrían dar tormentas eléctricas, lluvias y granizo, con hasta 32º. El viernes el cielo estará mayormente despejado y el termómetro subirá hasta los 34°. Calentito el verano.

Clima seco, pero a veces diluvia

Cipolletti se encuentra en una zona de clima árido donde las precipitaciones nunca son abundantes. Enero y febrero suelen promediar cerca de 14 milímetros de lluvia, según las estadísticas. Los registros son siempre variables, pero las tormentas de proporciones a veces castigan la ciudad y la región. La mayor que se recuerde en los últimos años fue la de abril de 2014, que causó severas inundaciones en una amplia zona de la periferia local. Hubo muchos damnificados y evacuados. El calentamiento global quizá traiga más furia de los elementos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario