Complicaciones en las calles de las 10 de Febrero por el agua 

Los vecinos de la toma 10 de Febrero están enojados con la Muni.

Las persistentes lluvias que azotaron a la ciudad ayer durante el transcurso del día provocaron serios inconvenientes tanto para automovilistas como peatones. Sin embargo, algunos de los sectores más vulnerables se llevaron la peor parte.

Tal fue el caso del asentamiento cipoleño 10 de Febrero, donde los vecinos denunciaron que por obras supuestamente de mejoras sin finalizar del Municipio, no sólo se inundaron las calles, sino que el agua ingresó a sus viviendas. Además, aseguraron que las bolsas de leña que reciben mensualmente sólo les alcanza para cuatro días como máximo.

En diálogo con LM Cipolletti, Gisella, una de las vecinas que hizo público el reclamo, explicó que hace menos de una semana personal municipal pasó con maquinarias por el sector con el objetivo de mejorar la condición de transitabilidad y de vida de los habitantes pero que, lejos de cumplir con su promesa, “empeoraron la situación”. Los trabajos se llevaron a cabo a lo largo de 9 kilómetros e incluyeron varias camionadas de calcáreo que, según manifestaron los damnificados, no fueron suficientes.

“Estamos enojados porque nunca nos había pasado esto, que se inundara todo. Cuando llueve es normal que las calles queden llenas de agua, pero ahora llegó hasta las casas. Hay familias que están con sus hijos pequeños tratando de sacarla con baldes, y algunos están pidiendo nylon para tapar los techos, porque tiene muchas filtraciones. Se suponía que las obras que iba a hacer la Municipalidad era para evitar estas cosas, pero nunca terminaron de rellenar los caminos y ahora estamos así”, explicó la mujer de 27 años, indignada con la situación que les toca vivir.

A su vez, arremetió contra el jefe comunal, Aníbal Tortoriello, porque “días atrás hizo propaganda mostrando las mejoras en el barrio, pero sólo se trató de una pantalla, porque no terminaron lo que empezaron y quedó todo hecho un desastre”.

“Se suponía que las obras que iba a hacer la Municipalidad eran para evitar estas cosas, pero nunca terminaron de rellenar los caminos y ahora estamos así”. Gisella. Vecina de la toma 10 de Febrero

La leña no alcanza para nada

Por otra parte, Gisella remarcó que también están indignados por la cantidad de bolsas de leña que les entregan por mes porque, para ellos, no son suficientes.

“Nos dan cuatro bolsas de leña para que pasemos el mes. Cuatro bolsas -cuidándolas- duran sólo tres o cuatro días, como máximo. Y en los días de lluvia es peor, porque nos alcanza para uno solo. El Municipio debería entregarnos bolsas extras cuando pasan estas cosas, pero no recibimos ningún tipo de ayuda”, concluyó la vecina de la 10 de Febrero.

El remedio fue peor que la enfermedad

Trabajos inconclusos

Vecinos de la toma 10 de Febrero aseguraron que hace pocos días máquinas municipales pasaron para mejorar las calles, pero que la obra quedó inconclusa. Dicen que faltó rellenar con calcáreo y que ahora están peor que antes.

Llenos de agua

La insistente lluvia de las últimas horas causó muchos problemas en numerosos barrios, pero en la 10 de Febrero se llevaron la peor parte. Es que debido a la obra inconclusa de mejoras de calles, se les inundaron las casas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario