Compactan 300 motos y ocho autos de cipoleños

Los vehículos secuestrados que nadie reclama se convierten en chatarra.

El Municipio de Cipolletti mandó 308 vehículos a la ciudad de Neuquén para ser compactados. Se trata de rodados que estuvieron años esperando que sus propietarios los retiren del depósito en la zona rural, pero nunca nadie se acercó para regularizar la situación. Es por eso que desde ayer pasaron a mejor vida, ahora como chatarra.

Ayer por la mañana, el área municipal de Tránsito de Cipolletti trasladó 300 motos y 8 autos hasta Neuquén para compactarlos. Según indicó la coordinadora, Lorena Ferrada, había autos secuestrados desde el año 2009 que nunca habían sido reclamados por sus dueños.

“Los propietarios nunca se presentaron a regularizar su situación, por lo que se motivó la retención. Al no comparecer, en determinado tiempo, el Municipio tiene la facultad de proceder a la compactación. Esto se puede dar siempre y cuando se cumpla con los edictos en los medios de comunicación, informando el detalle de los rodados, chasis y motor. Desde que sale el edicto se espera una semana para que el propietario se presente, sino ingresa al padrón de compactación. Anteriormente se cuenta el tiempo en depósito, que pueden sumar varios años”, explicó la funcionaria.

Ayer se compactaron 308 vehículos cipoleños en Neuquén.

No es la primera vez que el Municipio de Cipolletti compacta vehículos secuestrados y no reclamados por su titular. “Las localidades firman un convenio para aprovechar la máquina compactadora en la región. Cipolletti no está autorizado a compactar vehículos judicializados, sino sólo aquellos en los que sus propietarios fueron notificados e identificados, sin embargo, no hubo respuesta alguna. Uno de los principales motivos son los rodados que pasan de dueño en dueño sin realizarse la transferencia correspondiente. El juzgado sólo está autorizado a entregar los rodados al titular, o a quien tenga un certificado de transferencia en trámite”, señaló Ferrada.

Paralelamente, los concejales cipoleños están abordando algunas modificaciones a la ordenanza que regula el procedimiento de desguace y disposición de los vehículos secuestrados por el Municipio, para que el mismo tenga un marco legal que lo autorice a disponer de su afectación y subasta.

¿Cuál es el destino de los vehículos?

A desguace

Los vehículos secuestrados pasan varios años sin ser retirados por sus propietarios, por lo que son enviados a desguace.

Terminan en Neuquén

Cipolletti no cuenta con las herramientas para compactar los vehículos, por lo que los envían a Neuquén.

Los quiere la Muni

El Municipio pretende disponer en un futuro de estos vehículos, o bien para utilizarlos o bien para subastarlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario