Cinco familias se quedaron sin una ración de ñoquis

El hambre no espera en los barrios y los comedores no dan abasto. En el barrio Obrero cinco familias se quedaron sin su ración y conmovió a todos.

El hambre se acentúa en los sectores más vulnerables, afirman dirigentes del Movimiento Popular La Dignidad. Y alertan: hay días en que los comedores comunitarios no dan abasto para dar raciones a todas las familias que concurren en busca de un plato de comida para sus hijos. La tristeza en tales casos no puede ser mayor.

Las colas de gente que se acerca con una ollita o un tupper hasta los lugares en que se prepara y da comida gratis a la población tienden a ser cada vez más largas en lugares como el Barrio Obrero A y, sobre todo, en el barrio Anai Mapu.

Para quienes participan de la organización de los comedores, está resultando una proeza mantenerlos funcionando a diario, ya que cada vez cuesta más conseguir las provisiones de alimentos secos y frescos utilizados en la elaboración del plato diario, que se trata de hacer lo más nutritivo posible.

Ayer, en el comedor del Barrio Obrero ocurrió que cinco familias se quedaron sin una porción de los ñoquis que habían preparado. Como ha pasado en otras ocasiones, la pena fue enorme para los cocineros por no poder socorrer a esa gente que no iba a poder alimentarse ese día.

Una mujer que había llegado con su tupper se vio conmovida por lo que le pasaba. Le ofrecieron que se lleve arroz para preparar a su casa pero dijo que no tenía ni leña ni gas para cocinar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario