Chicos del CET 15 le dieron el mejor regalo a Emanuel

Construyeron una silla postural para que el nene pueda ir a la escuela el año que viene.

La sonrisa de Emanuel López opacó a todos los egresados del CET 15. En el acto de colación, los alumnos de primero y segundo año le regalaron una silla postural que fabricaron especialmente para él. “Los materiales los mandaron desde Nación y los alumnos la armaron desde cero”, explicó Élida Pino, la mamá del nene, quien agradeció al establecimiento. “Todos tuvieron mucha predisposición y colaboraron para que Ema pueda empezar primer grado el año que viene con su sillita”, remarcó.

A los 40 años y con dos hijas grandes (12 y 21) Élida volvió a sentir deseos de ser madre por tercera vez. “Ya lo amábamos antes de ser concebido y lo amamos mucho más ahora”, expresó. Cursaba el quinto mes de embarazo cuando murió su mamá, a los días se le desprendió la placenta y tuvieron que hacer nacer a Ema. “Los dos estuvimos muy mal. Yo estuve 25 días internada y después me quedé para estar con mi hijo”, recordó.

“Leí en el diario que los colegios industriales podían fabricar sillas posturales. Fui al CET 15 y el director me dijo que se la iban a hacer”.Élida Pino Mamá de Emanuel

Nació con 26 semanas de gestación, pesó 800 gramos y pasó 4 meses internado en neonatología, en el hospital. “Los médicos nos salvaron la vida a los dos. Ema era muy chiquito pero luchó para quedarse. Tenía muchas ganas de vivir”, relató.

Más tarde una resonancia mostró que, al estar tanto tiempo con respirador, se habían muerto algunas de las neuronas que controlan la motricidad. “Pudo haber sido mucho peor. Lo tenemos vivo y está bien, con nosotros”, manifestó Élida.

Al servicio de la gente

“Leí un proyecto en el diario de que los colegios industriales podían fabricar sillas posturales. Fui al CET 15 y el director me dijo que se la iban a hacer”, explicó la mujer. Cinco meses después la llamaron para informarle que habían llegado los materiales y que estaban listos para empezar.

“Íbamos a que le tomen las medidas y todos se mostraban muy predispuestos y amables. La verdad que nos trataron siempre muy bien”, expresó y agregó que es un alivio que se la hayan regalado, porque adquirirla sale alrededor de $25 mil.

Historia de vida

Un pibe como cualquier otro

Pese a su dificultad motriz, Emanuel puede hacer casi todas las cosas de un nene de su edad: fue al jardín de 4 y de 5 y el año que viene empezará primer grado en la Escuela 121 de La Falda. “No tiene ningún problema cognitivo. Es un niño normal con otras capacidades”, manifestó Élida, la mamá. Lo único que necesita es la silla postural para poder estudiar, ya que aún no puede agarrar el lápiz. “Es un asiento de madera donde puede colocar una computadora para poder escribir”, explicó. Ema maneja la tecnología con facilidad pero aún no tiene su notebook. “Estamos haciendo una rifa para juntar plata. Él primer premio son 6 kilos de asado, el segundo pollo parrillero y el tercero una canasta navideña”, relató la mujer, quien agradeció a los que ayudaron. “Él está feliz, es un niño muy alegre, tiene muchas ganas de estudiar y aprender”, manifestó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario