Centros infantiles: polémica por obras que no terminan

Desde el Municipio informaron que están modernizando las instalaciones.

La polémica que rodeaba al Centro Integral de la Tercera Edad (CITE) ahora se trasladó a los centros infantiles del Municipio, donde falencias estructurales -de varios años- llamaron la atención de algunos padres. Desde el Municipio se informó que están realizando reparaciones.

La concejal de la oposición María Eugenia Villarroel consideró que no se puede iniciar el ciclo con deficiencias que deberían haber sido subsanadas durante el verano.

Sin embargo, la secretaria de Desarrollo Humano del Municipio, Martha Moreno, ponderó la tarea de “modernizar todos los edificios, aunque haya demoras o surjan inconvenientes”. Advirtió que los problemas estructurales que se presentan son de larga data, por lo que celebró “la decisión política de tomar el toro por las astas y hacer los arreglos necesarios para que los chicos estén en un lugar seguro y de buena calidad”.

Puntualmente, Moreno se refirió al Centro Infantil Nº 2 del barrio Luis Piedrabuena, ubicado en las calle Aramburu y Río Neuquén, que está sin gas por haber instalado una cocina nueva. Según Moreno, le faltaba una válvula, pero ayer ya fue colocada. “Ahora dependemos de que Camuzzi venga a hacer la inspección y dé el alta”, acotó.

La funcionaria aseguró que la falta de gas no generó mayores inconvenientes porque hasta la semana pasada los chicos concurrieron al establecimiento por algunas horas, ya que tuvieron que hacer la adaptación de rutina, y recién ayer comenzaron con la jornada completa.

“La adaptación se hizo igual y no se suspendió el refrigerio. Los chicos recibieron su desayuno o colación”, aseguró Moreno. Además, adelantó que este año seguirán modernizando los centros.

Problemas en el centro de las 1200

La concejal opositora María Eugenia Villarroel Sánchez visitó el viernes pasado el Centro Infantil N° 4 de las 1200, donde observó varias falencias. Se encontró con una bacha tirada que está rota, los bajo mesadas sin puertas, plafones de luz sueltos y comida de muy baja calidad. “El mayor deterioro está en la cocina, pero también hay que preservar al personal”, remarcó. Advirtió que hay pérdidas de agua en los baños y que los inodoros nuevos no se adaptan a los chicos. “Tampoco tienen sereno, y ya en dos oportunidades se metieron extraños al patio”, cerró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario