Cayó secuestrador virtual cipoleño con $300 mil

Lo atraparon en Roca. Cumplía una pena de 12 años, pero tenía salidas.

POR GUSTAVO ARROYO / arroyog@lmneuquen.com.ar

Una vez más, la Justicia rionegrina queda en el ojo de la tormenta por el itinerario de un peligroso delincuente que recibió el beneficio de salidas transitorias. Hace poco más de un año, el máximo tribunal provincial le confirmó a Raúl Maureira una pena de 12 años de cárcel. Sin embargo, semanas atrás, abandonó el Establecimiento de Ejecución Penal 2 de Roca y no volvió. En ese interin protagonizó un robo.

Bajo las órdenes del fiscal Guillermo Merlo, la Brigada de Investigaciones de Cipolletti pudo atrapar al evadido en Roca y secuestrar una suma de 300 mil pesos. El procedimiento se llevó a cabo en las últimas horas del viernes.

La historia de Maureira, de 34 años, está marcada por una serie de importantes golpes delictivos y permanentes fugas de los lugares donde cumple las penas de prisión. Pero todos estos antecedentes parecen no ser obstáculo para que los jueces le permitan volver a la calle y le allanen el camino para reincidir en robos destacados. Uno de los últimos hechos que protagonizó tuvo como víctima a un vecino de Fernández Oro y por eso se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal de Cipolletti. Junto con la Brigada, se empezó un minucioso trabajo de seguimiento y escuchas y fue en ese marco que se llegó a Maureira, indicaron fuentes cercanas a la causa.

Raúl Maureira fue condenado a 12 años por la ex Cámara Primera de Cipolletti tras una unificación de penas

La impunidad del evadido no sólo quedó reflejada en que hacía 60 días que se encontraba prófugo sino que tenía colocada una tobillera electrónica. Luego de conocer el lugar donde se refugiaba, en un costoso complejo de departamentos de Roca, la Policía concretó un allanamiento y pudo secuestrar una suma de 300 mil pesos. El delincuente arribó al lugar cuando se desarrollaba el operativo y buscó fugarse, pero un rápido despliegue de los efectivos cipoleños se lo impidió.

--> Salidas transitorias a pesar de la condena

Entre las víctimas de Raúl Maureira, hay vecinos de Cipolletti. Justamente, por uno de esos hechos pudo ser llevado a juicio y condenado. El incidente ocurrió en el 2012, cuando el delincuente cumplía una pena de prisión en la cárcel de Roca. Desde su calabozo y con una gran impunidad, contactó vía telefónica a un hombre ligado al negocio de las grúas y le pidió un auxilio para la zona del Valle Medio. Después, siguió su actuación comunicándose con el hijo del dueño de la grúa y asegurándole que lo tenía secuestrado.

La situación fue denunciada a la Policía y se decidió tenderle una trampa: un cómplice fue a la Isla Jordán a retirar el dinero del rescate y cumplió con su objetivo a medias. Se fugó, pero el sobre que llevaba sólo tenía papeles. Tras rastrear las llamadas, se comprobó que provenían del penal roquense.

Maureira volvió al banquillo de los acusados y lo condenaron a 6 años. Se le unificaron las penas anteriores y se le impuso un castigo de 12 años. El fallo fue confirmado por el STJ en el 2016 aunque de poco sirvió: fue autorizado nuevamente a gozar de salidas y como es su costumbre, no regresó, indicaron fuentes judiciales.

Ahora sumará un nueva acusación por robo en Cipolletti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario