El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
64% Hum
LMCipolletti Valeria

"Carlos la mató y Valeria no lo evitó, ni buscó ayuda"

El fiscal Santiago Márquez Gauna pidió que los dos acusados sean declarados culpables por la muerte de la niña de 3 años, aunque por diferentes delitos: femicidio y abandono de persona.

"Soledad murió abandonada en la caja de una camioneta, como un perro, y a su lado no estaba nadie", sostuvo el fiscal Santiago Márquez Gauna, en los alegatos de clausura. ¿Por qué murió? ¿Quiénes son los responsables?

Para el fiscal, Carlos Erbín mató a Soledad Miranda, y su madre Valeria Miranda dejó que eso ocurriera.

Te puede interesar...

El fiscal le dijo a los jurados populares que la nena murió "porque la golpearon salvajemente en la cabeza con un rebenque y la dejaron morir". Y repasó las 46 lesiones que tenía su cuerpito, el de una nena de 3 años y 5 meses. No hay testigos. Pero aseveró: "El cuerpo de Soledad nos grita lo que le pasó, su sufrimiento, su dolor".

Al rebenque lo escondieron entre unas bolsas. Era un elemento que usaba Carlos Erbín de forma cotidiana. Tenía sangre de la nena. Una prueba de rigor científico innegable. Con ese elemento la golpearon. Le provocaron un hematoma subdural que le ocasionó más tarde la muerte.

Fue un traumatismo de cráneo, en contexto de maltrato infantil, como concluyó el médico forense, porque además de los golpes en la cabeza, tenía múltiples lesiones en su cuerpo, de distinta morfología y antigüedad.

Derribó la hipótesis de la escalera. "¿Ustedes creen que una nena de 3 años con cinco costillas rotas y la cola quemada la podría haber subido?", preguntó a los jurados. El médico forense dijo que sería casi imposible. Una sola costilla rota bastaba para inmovilizar a la niña.

Carlos Erbín alegatos 01.jpg

Para el fiscal, la versión de la escalera "fue tan burda" que ni siquiera el personal de salud se lo creyó cuando concurrió a la casa donde estaban Erbín, Miranda y la nena Soledad, ya muerta.

A Soledad la mató Erbín

Entonces, ¿quién mató a la nena? Para la Fiscalía, sin dudas, fue uno de los dos, aunque no haya otros testigos. Y acusó con énfasis a Carlos Erbín. Porque fue a quien los testigos señalaron como la persona que andaba con el rebenque. Lo usaba para arrear a las chivas. Incluso el propio acusado lo reconoció.

Para Márquez Gauna está probado, además, que es un sujeto violento. Ya tiene una condena por haber atacado a una persona con un cuchillo. El aceptó su responsabilidad en el hecho. En el juicio declararon testigos acerca de la violencia que ejerció sobre una ex pareja y que dejó marcas que le van a durar toda la vida.

En la teoría de la Fiscalía, Soledad era mujer, una nena, Carlos Erbín descargó todo su desprecio por la vida y las mujeres contra ella. No hay pruebas de que Valeria haya sido violenta. El responsable de la acusación consideró poco creíbles los testigos que declararon en su contra.

"Erbín la golpeó con el rebenque, le provocó un hematoma en la cabeza, y ese hematoma desencadenó su muerte. No le importó el resultado", sostuvo el fiscal. Lo acusó de femicidio, uno de los delitos más graves, que en este país merece la reclusión perpetua.

Culpable por abandonar a su hija

Márquez Gauna pidió a los jurados que también declaren culpable a Valeria porque no hay dudas que una madre debe cuidar a sus hijos. "No impidió la violencia y luego de su muerte no procuró ayuda", indicó el fiscal.

Pero no le achacó el delito más grave, sino el de abandono de persona. Es que no es lo mismo hacer que dejar de hacer.

El fiscal reiteró que Valeria no estaba con su hija cuando fue hallada muerta, en la caja de la camioneta. Estaba adentro de su casa, con el asesino. "Ella sabía de la violencia, no la evitó, ni buscó ayuda", volvió a decir el fiscal. Tenia la obligación de cuidarla y no lo hizo.

Fiscal juicio nena final.jpg

"¿Podemos pensar que no se dio cuenta? La cantidad de lesiones visibles que tenía Soledad no se pueden pasar por alto. Está molida a palos. Valeria podía hablar por su hija y comunicar lo que estaba pasando. Por supuesto que sabía de la violencia, era evidente y Soledad la podía contar", afirmó.

Quedó claro también para la fiscalía que el calvario para la nena comenzó el 23 de diciembre cuando se fue a vivir con los imputados al campo. Antes estuvo con su abuela y su tía. Hasta ese momento sufría la falta de su madre, pero con ellos aparece el maltrato físico.

"No sólo no evitó la violencia, tampoco procuró ayuda. Por supuesto que podía hacerlo. Tenía vecinos a escasos metros. La hermana de Valeria siempre estuvo dispuesta. Había señal de teléfono que utilizaba para hablar con otras personas. ¿No podía usar esa señal de teléfono para pedir ayuda, por supuesto que si? En su teléfono no había ningún pedido de ayuda. Podía irse al pueblo, si. Iba una vez al mes a cobrar la asignación por su nena. También iba a hacer compras", recordó el fiscal Márquez Gauna.

Valeria Miranda alegatos 02.jpg

Dijo que el Estado intentó ayudarla reiteradas veces "pero ella no aceptó esa ayuda. No la quería. No asumía ese compromiso. Hasta el personal de salud le hizo su CV para que encuentre trabajo. Salud Mental también contó cómo la asistieron desde el embarazo. Hubo intervenciones de entre tres y dos días de diferencia. Recibía turnos y no asistía. La Senaf le consiguió vacante para que Soledad fuera al jardín, la notificaron a Valeria pero no la mandó. Controles de niño sano sin hacer. (La nena) tenía una constelación de lesiones sin atender".

No es cierto que el Estado miró para otro lado

Por eso, echó por tierra la teoría de que el Estado estuviese ausente y Valeria sea "la pobre chica de los parajes".

Tampoco se pudo probar que fue víctima de violencia de género. El fiscal sostuvo que no tenía lesiones, si su hija. Y aunque lo fuera, la psiquiatra forense que declaró sostuvo que su negligencia como mamá no estuvo condicionada por ese factor, ya que es anterior a la relación con Erbín. "Se manejaba así desde que nació su hija, y si me permiten, desde que la concibió", manifestó el fiscal.

Soledad, a sus 3 años, era incapaz de valerse por sí sola. Su mamá le tenía que dar la ayuda. Tenía la obligación de protegerla y no lo hizo.

Por eso, pidió que a Valeria la declaren culpable del abandono de persona agravado por el vínculo, seguido de muerte. Hizo la diferencia con Erbín porque "nunca es lo mismo hacer que dejar hacer. Valeria no le causó la muerte, pero no hizo lo que debía hacer para evitarlo.

"No es que no tengamos perspectiva de género, es que acá no había violencia con Valeria, sino con Soledad", aclaró.

Y sus últimas palabras hacia los jurados fueron: "De todas las cosas que la defensa va negar, algo no lo va a poder hacer y es que la sonrisa de Soledad no vuelve más".

¿Qué dijo la querella?

Marcelo Hertzriken Velasco, el abogado que representa a la querella, la abuela de la nena y madre de la acusada, compartió la acusación de la fiscalía. Pero le pidió a los jurados populares que reflexionen: "Todos nacimos de madres mujeres y el entorno y la crianza nos condicionó socio-culturalmente".

Querella juicio nena final.jpg

Consideró que "estamos frente a un femicidio" y a dos acusados, uno de los cuales -Carlos Erbín- tiene un historial de violencia contra la mujer, y Miranda, atravesada por una situación de incesto en la familia que devastó a la familia.

Por eso, llegó a la conclusión de que el mayor reproche lo merece Erbín, y Miranda debe ser tenida en cuenta como víctima de violencia emocional, psíquica y hasta física. No obstante eso, aclaró no la exime de su responsabilidad como madre. "Pido que sea declarada culpable como autora de ese abandono", manifestó.

La vida de Soledad tuvo 1300 días. Los últimos 100, los compartió con ellos. "Esos 100 días le costaron lesiones absolutamente irreversibles a la criatura, dos de las cuales le produjeron la muerte", precisó.

Y cerró: "Hubo una femicidio de una criatura. El único responsable es Carlos Erbín. Esa criatura fue abandonada por su propia madre y a ese abandono le siguió la muerte".

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

11.764705882353% Me interesa
11.764705882353% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
76.470588235294% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario