Cada vez más mujeres se anotan en colegios técnicos

En Río Negro ocupan el 57% de los bancos, más que la media nacional.

Mientras la presencia de la mujer en todo el país alcanza el 43% promedio de matrícula sumando la educación secundaria técnica, la formación profesional y los estudios superiores, en Río Negro las estudiantes representan el 57% sólo en las escuelas técnicas.

En Cipolletti la cifra algo menor, con apenas un 31,5% de mujeres en las aulas de los CET. En total, las cipoleñas que estudian en este tipo de instituciones son 717, mientras que sus compañeros varones son 1562. De todas maneras, en la ciudad también se registró un importante incremento del cupo femenino.

Te puede interesar...

Según los datos aportados por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), la cantidad de estudiantes mujeres en los Centros de Educación Técnica rionegrinos no para de crecer. En 2012 conformaban el 47% de la matrícula provincial y hasta el año pasado crecieron un 10%.

“En educación técnica, las estudiantes demuestran un bajo índice de abandono y repitencia, además de una mayor proporción de egreso respecto de sus pares varones”, sostuvo el vocal gubernamental del CPE y referente político ante el INET, Pablo Núñez.

El protagonismo de las estudiantes en la educación técnica también comprende su participación en el desarrollo de proyectos que benefician a la sociedad rionegrina.

Mujeres-en-escuelas-técnicas-página-6-cipo.jpg

Una muestra es el dispositivo “Vivir sin violencia”, una pulsera antipánico para la lucha contra la violencia de género realizada, en 2017, por mujeres del CET 9, en Cipolletti. El proyecto fue reconocido por la Legislatura de Río Negro, tuvo el asesoramiento del Invap, participó en la Feria de Educación, Artes, Ciencia y Tecnología de la Provincia y ganó la posibilidad de ser expositor en la feria nacional realizada ese año en Tecnópolis.

También en Cipolletti, pero en el CET 15, otras cuatro estudiantes fueron mayoría en un equipo de siete miembros que trabajó en el proyecto de viviendas construidas con el reciclado de pallets de madera, latas y envases tetra brik. La iniciativa tuvo dos objetivos: atacar el problema de la basura urbana de la ciudad y aportar una solución económica que favorezca el acceso a la vivienda.

Experiencias de este tipo se repiten en todos los CET de la provincia, como lo muestra Patricia Grizzy, directora de Taller en el CET 20 de Lamarque. “Nuestra especialidad es Maestro Mayor de Obra, y cada año hay más estudiantes mujeres. De la matrícula de ingresantes de este año, el 40% son chicas”, destacó.

Ahora no hay diferencias de género

Patricia Grizzy, directora de Taller en el CET 20 de Lamarque, asegura que hay “un cambio que tiene que ver con muchas variantes, personales y de profesores en igualdad de género. En septiembre, recibimos a escuelas primarias para que sus alumnos y alumnas vean cómo se trabaja en el aula y el taller. Ahí ven que todos tienen la misma planificación y trato, que no hay diferencia de género. Los mismos estudiantes recomiendan la escuela a la comunidad y se va cortando el mito de que la Técnica es más para hombres que para mujeres.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario