Buscan testigos para que la causa Otoño no se caiga

La investigación está en un punto crítico y la fiscalía pide tiempo.

La Fiscalía cipoleña se juega la última carta en la delicada investigación por la desaparición y asesinato de la adolescente Otoño Uriarte y en las próximas semanas buscará una prórroga que evite el cierre de la causa penal abierta hace más de una década. Además, un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en relación con dos de los imputados podría desvincularlos definitivamente.

Durante esta semana, se intentó avanzar en una audiencia para que el representante del Ministerio Público Fiscal, Santiago Márquez Gauna, brinde los argumentos respecto de un pedido de prórroga. Asistieron varios defensores particulares y oficiales pero no estuvo presente el padre de Otoño, Roberto, quien es querellante. Por este motivo, explicaron fuentes judiciales, se decidió reprogramar el encuentro, que posiblemente se desarrolle bajo la modalidad de videoconferencia. Hoy, Uriarte vive en El Bolsón y se le dará la oportunidad de intervenir en la audiencia mediante este sistema.

Te puede interesar...

En concreto, la parte acusadora se aferra a las pruebas que puedan surgir en los próximos meses y a cualquier aporte que ofrezcan personas que hasta ahora no se acercaron a los tribunales. Las fuentes recalcaron que es fundamental la colaboración de posibles testigos, que reforzarían los escasos elementos incriminantes y que hasta ahora impidieron un procesamiento firme de los involucrados.

El padre de Otoño Uriarte evitó años atrás el cierre de la causa con un pedido realizado al STJ. Sin embargo, la Justicia local no avanzó demasiado en la investigación.

Los múltiples desaciertos de los investigadores frustraron la posibilidad de un esclarecimiento sobre lo sucedido con Otoño y la causa no se cerró debido a la intervención del padre de la menor, que recurrió al Superior Tribunal de Justicia de la provincia (STJ) para que se agotaran las instancias en el trabajo de búsqueda de los asesinos.

Mientras la fiscalía se aferra a la aparición de algún testigo y el resultado de una pericia científica, la defensa hará hincapié en los plazos transcurridos y las garantías constitucionales de sus representados. Además, volverán a destacar el sobreseimiento de la justicia local, que luego fue revocado por el STJ. En este marco, hay un recurso que llegó a la Corte y que todavía no fue resuelto. Las fuentes indicaron que se trata de un pedido a favor de dos de los imputados para que se confirme su sobreseimiento.

--> Pesimismo sobre los posibles avances

En octubre se cumplirán 12 años de la desaparición de la adolescente de Fernández Oro Otoño Uriarte. Los responsables del hecho nunca pasaron por el banquillo de los acusados y hoy muchas personas vinculadas en forma directa con la investigación no ven que se esté cerca de identificarlos y juzgarlos. Hay un grupo de seis sospechosos, que “ni siquiera están imputados”, precisó una fuente allegada a la causa penal.

Desde el Ministerio Público Fiscal hay expectativas de que testigos se presenten en el edificio cipoleño de Villegas e Yrigoyen y hagan aportes indispensables. Las fuentes indicaron que “se busca algún testigo que hable” y que permita concretar una imputación contra los sospechosos. En cuanto a las pericias pendientes, se desconoce si su resultado servirá para acusar a alguno de los involucrados.

Con este panorama, reina el pesimismo y la mirada desconfiada hacia un aparato judicial que está muy lejos de atender los reclamos de los familiares y amigos de la adolescente asesinada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario