Buscan a la patota que atacó a un pibe al salir del boliche

Lo atacaron entre diez, lo tiraron al piso y le pegaron con una piedra en la cabeza.

El joven neuquino de 19 años que fue atacado por un grupo de diez personas a la salida de un boliche, en Cipolletti, fue dado de alta pero deberá continuar con tratamiento ambulatorio a causa de las lesiones sufridas. El piedrazo que recibió en la cara le provocó una fractura de mandíbula, traumatismo de cráneo y le hizo perder varias piezas dentales. Los padres realizaron la denuncia formal en la Unidad Cuarta de Cipolletti.

El violento hecho ocurrió el domingo a las 7:30, afuera del local bailable Kímika, ubicado a la vera de la Ruta Nacional 22, frente al puesto de la Policía Caminera. La víctima -de apellido Gómez- fue trasladada de urgencia al hospital Castro Rendón de Neuquén por su primo en un taxi. Allí permaneció internado bajo observación algunas horas, hasta recibir el alta médica el mismo domingo.

Según informaron, deberá continuar con el tratamiento odontológico y maxilofacial de manera ambulatoria hasta su recuperación total.

Por su parte, sus padres -quienes denunciaron que el personal de seguridad del boliche no hizo nada para detener la agresión- radicaron la denuncia ayer en la Unidad Cuarta y esperan dar con los responsables del brutal ataque.

En la exposición policial, su mamá dijo que fue golpeado con una piedra en la espalda y que, cuando se dio vuelta, recibió otro en la cara, el cual le provocó un sangrado excesivo. “Su primo intentó ayudarlo pero vio que se le venía un grupo de unos 10 jóvenes que habrían sido los agresores y a quienes no conocían”, remarcó.

El neuquino atacado pidió asistencia médica en la Caminera pero las ambulancias no pudieron concurrir porque se encontraban asistiendo a los heridos de un accidente en las calles Mariano Moreno y San Luis, en el que murió un joven de 25 años oriundo de Buenos Aires.

Una vez en el hospital Castro Rendón de la vecina ciudad, le realizaron una tomografía computada de macizo facial y determinaron que había sufrido una fractura de maxilar y la pérdida de varias piezas dentales.

Desde la Regional Quinta de Cipolletti explicaron que se le dio de alta al mediodía y que el médico policial certificó las mismas lesiones que el profesional que lo atendió en el hospital. “Una vez que se le desinflame la boca dará su testimonio”, agregaron fuentes policiales.

Debido a la fractura y la pérdida de dientes, la causa fue caratulada como lesiones graves. Ahora resta dar con los responsables de la agresión. La información que aporten las cámaras de seguridad en ese sector podría ser determinante para individualizar a los sospechosos.

10 fueron los agresores, según consta en la denuncia.

La violenta patota golpeó al chico de 19 años a la salida del boliche. Lo tiraron al suelo y le pegaron con una piedra en la cara. Le quebraron la mandíbula y le bajaron varios dientes.

Enojo de la familia de la víctima

Salvaje agresión

El joven neuquino de 19 años salió a bailar en Cipolletti, pero todo terminó de la peor manera. Al salir del boliche Kímika, ubicado a la vera de la Ruta 22, fue golpeado salvajemente por un grupo de por lo menos 10 personas. Lo tiraron al piso y le pegaron con una piedra en la cara. Le quebraron la mandíbula, le provocaron una conmoción cerebral y le bajaron varias piezas dentales.

Dicen que nadie lo ayudó

Según denunció la familia de la víctima, ninguno de los empleados de seguridad hizo algo para evitar la salvaje golpiza. Además, aseguraron que tampoco quisieron darle asistencia en la Policía Caminera, ya que estaban trabajando en un trágico accidente. Por eso fue trasladado por su propio primo al hospital Castro Rendón de Neuquén, donde le brindaron asistencia.

LEÉ MÁS

Salvaje ataque a un joven

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario