Balacera al boliche: dice que disparó 4 veces al aire

El pistolero seguirá tras las rejas hasta que se realice el juicio.

El joven que efectuó varios disparos contra un boliche céntrico durante la madrugada del domingo concurrió ayer a la audiencia de formulación de cargos y quedó tras las rejas. En su defensa, reconoció haber sacado un arma, pero aclaró que no le disparó a la Policía que se encontraban en el lugar, sino que gatilló cuatro veces al aire.

El supuesto tirador fue identificado como Lucas Lacalle, y si bien no tiene antecedentes penales, el intento de huida en un Chevrolet Agile rojo le jugó en contra. La jueza Laura González Vitale le dio la razón al fiscal Martín Pezzetta y ordenó que permanezca detenido por un lapso de 45 días, teniendo en cuenta el riesgo de fuga del imputado.

Te puede interesar...

Además, la fiscalía constató que no tenía un domicilio fijo y permanente, aunque eventualmente durmiera en la casa de una abuela. En tanto, su cómplice, acusado de ser partícipe necesario, permanecerá en libertad, supeditado a la causa en su contra. En su descargo, éste dijo que no manejaba el auto, ya que estaba en su casa, y señaló al dueño del rodado, aunque no lo identificó.

La balacera contra el céntrico boliche ubicado en calle Roca, casi 25 de Mayo, ocurrió el domingo alrededor de las 6:10. El presunto autor de los disparos había tenido problemas en el interior de un boliche de la zona y al salir ejecutó entre cuatro y ocho balazos.

Ayer, el joven no negó los hechos pero sí que el ataque haya sido dirigido hacia el personal de seguridad que se encontraba en el lugar.

Según informaron fuentes judiciales, el delito que se le reprocha a Lacalle es el de abuso de arma agravado por haber sido cometido contra la Policía y portación ilegal de un arma de guerra. Es que si bien el arma no apareció, los casquillos hallados se corresponden con una 9 milímetros.

Al otro imputado en la causa, identificado como Leandro “Gitano” Gutiérrez, la Justicia le ordenó que cumpliese determinadas pautas de conducta hasta la realización del juicio. Aunque gozará de su libertad, deberá comparecer todas las semanas en la oficina judicial. Su participación es menor aunque necesaria, ya que está sospechado de haber sido la persona que conducía el auto y quien facilitó la huida frustrada.

En adelante, se analizará la trayectoria de los disparos para determinar si efectivamente Lacalle tuvo la intención de dirigir el ataque hacia la Policía o si disparó al aire en forma intimidatoria.

Ambos imputados son defendidos por Juan Pablo Piombo.

45 días decidió la jueza que siga preso el único detenido.

Se resolvió imponerle prisión preventiva hasta el inicio del juicio porque se cree que hay posibilidades de que el imputado se fugue o entorpezca la investigación.

¿A quién iban dirigidas las balas?

Al detenido se le imputa haber disparado contra el personal policial que se encontraba fuera del boliche realizando tareas de control junto a inspectores de Tránsito. Aseguran que las marcas de bala que quedaron en las paredes hacían pensar eso. La otra hipótesis que se maneja es que en el interior del local se encontraba una persona con la que el detenido había mantenido un pleito minutos antes. Esto está siendo investigado y es de suma importancia porque cambiaría la carátula de la causa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario